Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Liberia prueba vacuna experimental contra el ébola

En fotografía del 2 de febrero de 2015 una mujer es inyectada por un trabajador sanitario como parte de un programa de pruebas para el desarrollo de la vacuna contra el ébola en Monrovia, Liberia. (Foto AP/ Abbas Dulleh, archivo)

MONROVIA, Liberia (AP) — Los liberianos están superando el miedo y presentándose como voluntarios en las pruebas clínicas de una vacuna contra el ébola.


Publicidad

La terrible mortandad provocada por la epidemia de la enfermedad en África occidental —más de 10.000 muertos en total, 4.200 de ellos en Liberia— ha obligado a intensificar los esfuerzos para hallar una vacuna. Antes de la epidemia, el ébola había afectado a relativamente pocas personas en zonas remotas.

Un año después de que la Organización Mundial de la Salud declaró la epidemia, las pruebas clínicas han comenzado en Liberia y Guinea. En las próximas semanas lo harán en Sierra Leona.

En Liberia, los científicos recorren el país para explicar los estudios y responder al miedo y la confusión que han conspirado contra los esfuerzos para contener la enfermedad.

El doctor Stephen Kennedy, principal investigador liberiano del estudio, estuvo entre los primeros que recibió la vacuna experimental y lo hizo frente a la prensa. En Guinea, los primeros en recibir la vacuna fueron el jefe del equipo contra el ébola y varios funcionarios destacados.

Unas 700 personas se han presentado voluntariamente en Liberia, bastante más de las 600 que se necesitaban, dijo Kennedy.

“Respondieron a todas mis reservas y disiparon mis dudas”, dijo B. Emmanuel Lansana, un ayudante médico, después de recibir la inyección.

Próximamente finalizará el enrolamiento para la segunda fase de la prueba, que ensaya dos vacunas para determinar si son seguras y producen una reacción inmune.

“No tenemos problemas con el enrolamiento”, dijo el doctor Clifford Lane, director clínico del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, que auxilia a realizar el estudio. “Este análisis se ha llevado a cabo de manera extraordinariamente profesional, competente y eficiente”.

En Liberia no se habían registrado casos de ébola en semanas recientes hasta que el viernes se confirmó uno. El bajo nivel de contagio significa que la próxima fase de las pruebas puede trasladarse a Sierra Leona o Guinea, donde hay mayor prevalencia, dijo Lane. Las pruebas de la fase 3 mostrarán si la vacuna previene el ébola por lo que debe hacerse en un sitio donde hay transmisión activa.

Sin embargo, hay personas en Liberia que dudan de los efectos. En una pizarra colocada en un sitio concurrido en Monrovia se lee la frase: “Vacuna contra el ébola 1, Temor de la gente 4”.

Drame Musokulamohadi, un estudiante que corte el cabello en las afueras de la capital, silbó dos veces cuando se le preguntó acerca de la vacuna. Luego dijo: “No quiero nada con algo que tenga que ver con el ébola”.

Sin embargo, dado que la etapa de pruebas en Liberia sólo necesitaba la participación de unos centenares de personas, la desconfianza no se ha convertido en un obstáculo.

Guinea, no obstante, ha representado una mayor complicación. Además de vacunas a 1.500 trabajadores del sector salud, los investigadores probarán las inoculaciones a principios de esta semana ofreciendo inyecciones a comunidades enteras en donde ha habido casos de ébola. Eso hará necesaria una participación de un 60% de las comunidades, dijo la doctora Marie-Paule Kieny, quien encabeza la investigación sobre esa enfermedad en la Organización Mundial de la Salud.

Por Jonathan Paye-Layleh, Associated Press