Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Presidente yemení huye del país ante avance rebelde

En esta imagen de achivo del 21 de marzo de 2015, miembros de una milicia leal al presidente de Yemen, Abed Rabbo Mansur Hadi, conocida como los Comités Populares, mascan gat mientras esperan sentados juntos a su tanque en una intersección de Adén, Yemen. (Foto AP/Hamza Hendawi, Archivo)

SANAA, Yemen (AP) — El presidente yemení Abed Rabbo Mansour Hadi huyó el miércoles por mar desde Adén, poco antes de que los rebeldes chiíes y sus aliados llegaran a la ciudad portuaria, donde capturaron a su ministro de Defensa y ocuparon el aeropuerto.


Publicidad

La partida de Hadi señala un giro dramático en la situación yemení y significa el derrumbe definitivo de lo que quedaba de su gobierno, que Estados Unidos y sus aliados en el Golfo Pérsico esperaban que pudiera estabilizar la caótica nación y combatir la filial de Al Qaeda después del derrocamiento del autócrata Ali Abdullah Saleh.

Durante el año pasado, los rebeldes chiíes hutíes, que se supone son apoyados por Irán, salieron de sus bastiones en el norte del país, ocuparon la capital Saná, fueron capturando una provincia tras otra en el norte y avanzaron hacia el sur. Su avance fue facilitado por las unidades militares y policiales que mantuvieron su lealtad a Saleh, que se alió con los rebeldes.

Tras la salida de Hadi, quedan algunos bolsones de resistencia a los hutíes en varios puntos del país, ya sea de suníes, milicias locales, unidades militares partidarias de Hadi o combatientes de Al Qaeda.

Hadi y sus aliados partieron de Adén después de las 3:30 p.m. en dos embarcaciones, dijeron funcionarios portuarios y de seguridad a The Associated Press. Los funcionarios no especificaron su destino. Pero Hadi debe asistir a una cumbre árabe en Egipto el fin de semana, donde los aliados árabes se proponen discutir la formación de una fuerza árabe conjunta que posibilite una intervención militar contra los hutíes.

La huida se produjo después que los hutíes y partidarios de Saleh avanzaron desde distintos frentes. Funcionarios militares dijeron que las milicias y las unidades militares leales a Hadi se habían “fragmentado”, acelerando de ese modo el avance rebelde. Las fuentes hablaron a condición de no ser identificadas por no estar autorizadas a informar a la prensa.

Horas antes, los rebeldes ocuparon una base aérea donde soldados estadounidenses y europeos habían asesorado al gobierno en su lucha contra Al Qaeda. La base está a 60 kilómetros (35 millas) de Adén.

En la provincia de Lahi, fronteriza con Adén, los rebeldes capturaron el miércoles al ministro de defensa de Hadi, mayor general Mahmoud al-Subaihi, y a su principal asistente y los llevaron a la capital Saná. La televisión estatal yemení, controlada por los hutíes, anunció una recompensa de casi 100.000 dólares por la captura de Hadi.

A continuación Hadi huyó del palacio presidencial. Poco después fueron atacadas desde el aire las fuerzas presidenciales que lo custodiaban. No se informó de bajas. Al mediodía, el aeropuerto de Adén cayó en manos de las fuerzas de Saleh después de intensos choques con milicias partidarias de Hadi.

En Adén reinaba la tensión el miércoles y permanecían cerradas las oficinas gubernamentales y escuelas, como también la mayoría de los comercios y restaurantes. En los pocos cafés abiertos se veían a hombres que seguían las noticias por la televisión. Ante la caída inminente de la ciudad, grupos de saqueadores se apoderaron de armas y municiones en dos instalaciones abandonadas del ejército, una en Adén y otra en las cercanías. (I)

Por Ahmed Al-Haj, Associated Press