Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Corea del Norte anuncia deportación de estadounidense

SEÚL, Corea del Sur (AP) — Corea del Norte anunció el miércoles que una estadounidense que ha visitado frecuentemente el país a lo largo de casi 20 años fue deportada por “alentar conspiraciones y por propaganda”.


Publicidad

El breve anuncio de la prensa estatal dio pocos detalles y no estaba en claro si la mujer fue detenida y si su deportación ocurrió u ocurrirá pronto.

La mujer fue identificada como Suh Sandra, que probablemente responde al estilo coreano de anteponer el apellido al nombre. No se indicó su lugar de residencia.

La declaración sostuvo que la mujer viajó a Corea del Norte varias veces “con el pretexto de ‘labores humanitarias’ ” pero que produjo y dirigió secretamente videos y fotos contra el régimen norcoreano debido a su “inveterada repugnancia” hacia Pyongyang.

Un funcionario de la embajada de Estados Unidos en Seúl no tenía detalles de inmediato.

Corea del Norte ha detenido ocasionalmente a estadounidenses y otros extranjeros por actividades consideradas misioneras o “contra el estado”.

Los observadores dicen que las detenciones en el pasado han sido intentos por conseguir concesiones de Washington. Las autoridades en Pyongyang también han ofrecido conferencias de prensa durante las cuales los detenidos comparecen ante la prensa y formulan declaraciones de las que reniegan después de su liberación.

Al parecer, nada se sabía hasta ahora de Suh Sandra.

Pyongyang afirmó que decidió deportarla debido a su “edad avanzada” después que la mujer supuestamente se disculpó y admitió haber “insultado seriamente” la confianza de la ciudadanía en el líder Kim Jong Un.

El año pasado, Corea del Norte dejó en libertad a tres estadounidenses que había detenido: dos que habían ingresado con visas de turista y Kenneth Bae, un misionero condenado y sentenciado por delitos “contra el estado”. Un misionero australiano detenido por propagar el cristianismo también fue deportado el año pasado después de disculparse por actos religiosos contra el estado. (I)