Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“El Estado Islámico no será derrotado solo con bombas”

Foto difundida por el Estado Islámico.

Madrid, 12 abr (EFE).- El grupo yihadista Estado Islámico (EI) no será derrotado solo con bombas, sostuvo hoy el periodista español Javier Martín, quien considera que esta organización ha conseguido un cambio de alianzas entre los grandes países de Oriente Medio.


Publicidad

En una entrevista con EFE en Madrid con motivo de la presentación de su libro titulado “Estado Islámico. Geopolítica del caos”, Martín sostuvo que el EI es “algo más que un movimiento terrorista”, que ha traído una “transformación de la política en Oriente Medio” y ha conseguido “un cambio de alianzas” entre los grandes actores internacionales como Turquía, Rusia, EEUU, Arabia Saudí, Israel o Egipto.

La nueva geopolítica de Oriente Medio es para este periodista arabista, corresponsal durante varios años de la Agencia EFE en esa zona, “hija del hundimiento del islamismo político, del fracaso de las primaveras árabes, de los errores de Occidente y del pulso entre Arabia Saudí e Israel”.

A diferencia de otros grupos yihadistas, dijo Martín, el Estado Islámico no tiene como objetivo “la yihad internacional” pero sí “aspira a ser un Estado” y a “gobernar y gestionar un amplio territorio en Oriente Medio”.

Advirtió de que “si sólo se combate al grupo con bombas probablemente permanecerá”, y consideró que hay que buscar “alternativas de diálogo y moderación” que concedan “dignidad y derechos a la comunidad suní iraquí”.

Una situación la de esta comunidad que ha aprovechado el grupo islamista para lograr “arraigo entre la población” y “estabilizar una zona inestable y deprimida”, añadió.

En su opinión, el principal objetivo del Estado Islámico actualmente es “conquistar Bagdad” y seguir avanzando gracias a una “autofinanciación con métodos mafiosos”.

El contrabando de petróleo, la recaudación de impuestos a la población y comerciantes y el negocio de la extorsión y los secuestros no mediáticos son sus principales fuentes de ingresos.

También, y en menor medida, se financia con el tráfico de armas y de obras de arte y las inversiones del extranjero, que el periodista cifró entre un 5% y un 10%.

Martín señaló que los medios no están informando bien sobre el grupo integrista y pidió mayor “rigor y responsabilidad” a la hora de tratar informaciones sobre el grupo y citó como ejemplo el atentado en el museo de el Bardo en Túnez.

“El ataque no fue perpetrado por el Estado Islámico”, sino por una organización local radical llamada “Ansar al-Sharia que tiene más vínculos con Al Qaeda”, explicó.

También se refirió a los “intereses políticos” y que “los medios de comunicación están amplificando inconscientemente” la campaña de propaganda del Estado Islámico.

Javier Martín, actualmente delegado de EFE en Túnez, definió su libro como “una guía sencilla” para que cualquiera pueda entender “qué es y, sobre todo, qué no es el Estado Islámico”.

Su obra se nutre de “las voces y de las experiencias locales” que este “periodista con polvo en los zapatos” de países árabes, como él mismo se describe, ha ido reuniendo a lo largo de su experiencia de casi 20 años en la región. EFE