Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ejército sirio envía refuerzos para repeler ataque yihadista en Palmira

El Ejército sirio envió hoy refuerzos y trata de frenar con artillería pesada y su aviación el ataque del grupo terrorista Estado Islámico (EI) contra la ciudad de Palmira, en el centro del país y cuyas ruinas están incluidas en la Lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.


Publicidad

En una conversación telefónica desde Palmira, el gobernador de la provincia de Homs, Talal al Barazi, explicó a Efe que los choques entre ambos bandos tienen lugar en la periferia oriental y occidental de la población, “a unos tres kilómetros” de la misma.

Al Barazi señaló que en el interior de la localidad, que tiene unos 70.00 habitantes, reina la tranquilidad y la estabilidad, pese a la cercanía de los combates.

El gobernador recordó que los extremistas lanzaron el asalto contra Palmira después de que ayer tomaran el pueblo de Al Sujna, “que es estratégico porque sirve de enlace entre la provincia siria de Deir al Zur -uno de los bastiones del EI- e Irak con los alrededores de Damasco”.

Por su parte, el activista de la opositora Red Sham en Homs, Samer al Homsi, dijo a Efe por internet que los enfrentamientos se concentran en las inmediaciones de la prisión de Palmira y un complejo de viviendas de oficiales del ejército.

Explicó que, de momento, los monumentos no están amenazados, porque los enfrentamientos se registran a unos 8 kilómetros de la parte antigua, aunque, subrayó, “las fuerzas del régimen se concentran allí y en la ciudadela de Fajr Edin al Maani, lo que les convierte en puntos susceptibles de ser blanco” de los yihadistas.

Ayer, al menos 110 personas murieron en los combates entre ambas partes en Al Sujna y las afueras de Palmira, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Conocida como “la novia del desierto”, Palmira, ubicada en un oasis, se convirtió en el siglo I a. C. en punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda.

Antes del inicio del conflicto en Siria en marzo de 2011, sus ruinas, con sus teatros y templos, fueron uno de los principales centros turísticos del país árabe.

Esta localidad es uno de los seis sitios sirios inscritos en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, junto a los cascos viejos de Alepo, Damasco y Busra; el Crac de los Caballeros y las aldeas antiguas del norte.

Todos estos lugares están también en la lista del Patrimonio Mundial Amenazado por la situación actual en Siria.

El EI proclamó a finales de junio un califato en Irak y Siria, donde ha tomado partes del norte y el centro de esos países.

Tras sufrir varias derrotas en el norte del territorio sirio, el EI ha comenzado a lanzar operaciones en el sur y en el centro, donde se enfrenta al régimen y a rebeldes de otras facciones sirias. EFE (I)