Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Estado Islámico captura la antigua ciudad de Palmira, en Siria

Foto difundida el 17 de mayo de 2017 por la agencia de noticias siria SANA, donde se aprecia la antigua ciudad de Palmyra, en el norte de Damasco, Siria. (SANA vía AP)

BEIRUT (AP) — Extremistas del Estado Islámico capturaron partes del antiguo poblado de Palmira en el centro de Siria este miércoles después de feroces combates contra tropas de gobierno, renovando los temores de que el grupo pueda destruir el invaluable sitio arqueológico si llega a donde se encuentran las apreciadas ruinas.


Publicidad

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que los milicianos capturaron al menos una tercera parte del poblado en fuertes enfrentamientos durante el día. Palmira es Patrimonio de la Humanidad por sus majestuosas columnas romanas de 2.000 años de antigüedad.

La mayoría de las ruinas se localizan en el sur de Palmira y los extremistas entraron el miércoles desde el norte después de arrebatar a las fuerzas del gobierno el edificio de seguridad estatal. Pero su presencia ha desatado preocupación de que puedan destruir las ruinas como lo han hecho con sitios arqueológicos en el vecino Irak.

Tras los reveses en Irak y Siria, el Estado Islámico parece que tomó nuevos bríos en días recientes, tras capturar Ramadi, la provincia suní más grande de Irak, y avanzar en el centro de Siria hasta las orillas de Palmira.

En Irak, cientos de desplazados que huyeron de la ciudad de Ramadi y la provincia de Anbar llegaron a la capital Bagdad el miércoles después de que el gobierno central levantara las restricciones y les permitiera el ingreso, informó un funcionario provincial.

El gobierno iraquí, que es chií, está batallando para idear un plan que permita revertir la pérdida de Ramadi, prometiendo una contraofensiva y dependiendo de combatientes chiíes respaldados por Irán para que apoyen en los combates en esa ciudad.

De acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones más de 40.000 personas han sido desplazadas de Anbar desde el viernes, cuando el grupo extremista conquistó Ramadi. (I)