Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Aumentan acusaciones de que Turquía armó a grupos islamistas en Siria

Las acusaciones de que el Gobierno turco ha estado armando a grupos islamistas en Siria han tomado fuerza con los testimonios de varios soldados que aseguran que en enero de 2014 interceptaron camiones cargados con armas que estaban escoltados por agentes de los servicios de inteligencia.


Publicidad

Los testimonios de esos soldados, que fueron arrestados la semana pasada y acusados de “traición y espionaje”, se encuentran a disposición de la Fiscalía, según aseguró hoy a Efe Ilhan Cihaner, un diputado del socialdemócrata CHP, el principal partido de la oposición.

“Cuatro fiscales que ordenaron el registro de los camiones y siete soldados que los inspeccionaron han sido arrestados. Ahora tenemos sus testimonios en la oficina del fiscal. Aziz Takci, uno de los fiscales detenidos, afirma que se enviaron armas y municiones en más de 2.000 camiones” aseguró Cihaner.

El diputado añadió que el líder de su partido, Kemal Kilicdaroglu, incluso ha visto un vídeo en el que supuestamente se prueba que los servicios de inteligencia transportaron armas a Siria.

En enero de 2014, tres camiones fueron detenidos para ser inspeccionados en las provincias meridionales de Hatay y Adana por miembros de la Policía y de la Gendarmería, siguiendo ordenes de la Fiscalía ante la sospecha de que transportaban armas.

Los vehículos acabaron continuando su ruta ante la presencia en el convoy de agentes del MIT, el servicio secreto turco, que se resistieron al registro.

Los agentes policiales recibieron la orden del Gobierno de cancelar la inspección.

El Gobierno turco ha asegurado que los camiones llevaban ayuda humanitaria y que los fiscales y soldados que interceptaron los vehículos forman parte de un complot para derrocar al Gobierno y son miembros de lo que el Ejecutivo llama unEstado paralelo”.

Hace dos días, el líder del CHP aseguró ante un grupo de periodistas que durante la inspección, que fue grabada en vídeo, se encontraron armas y municiones.

“Yo lo he visto. No es posible negarlo. No había ayuda humanitaria en los camiones”, insistió.

La semana pasada, el portal de noticias ODATV mostró un vídeo en el que un diputado del islamista AKP, el partido en el Gobierno, aseguraba que en los camiones había armas, pero no destinadas a los yihadistas del grupo Estado Islámico sino al Ejército Libre de Siria, enfrentado al régimen del presidente Bachar al Asad.

El diario “Cumhuriyet” publicó ayer que uno los soldados que participaron en los registros y fueron luego detenidos habría demostrado que las afirmaciones oficiales sobre que los vehículos llevaban ayuda humanitaria eran falsas, y que habría confirmado que en verdad transportaban armas.

“Lo que examinamos, y sobre lo que informamos, eran partes de cohetes. Expertos en balística inspeccionaron cartuchos. Sólo descubrimos un día después del registro y del informe que habían sido requisados en los camiones del MIT detenidos en Adana”, ha declarado uno de los militares, según recoge ese diario. EFE [I]