Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Estados Unidos condenó la detención de disidentes tras la visita de Kerry a Cuba

El Gobierno de Estados Unidos se mostró hoy “profundamente preocupado” por la detención temporal de más de un centenar de opositores en Cuba el pasado fin de semana, justo después de la visita a La Habana del secretario de Estado, John Kerry, el pasado viernes.


Publicidad

“Estamos profundamente preocupados por los informes sobre detenciones de activistas pacíficos por parte de autoridades cubanas este domingo. La embajada estadounidense (en La Habana) ha confirmado estos informes”, dijo a Efe un portavoz del Departamento de Estado, que pidió el anonimato.

Varios representantes de la oposición interna cubana confirmaron este lunes a Efe en La Habana que durante el fin de semana se produjeron en toda la isla más de un centenar de detenciones de activistas en diferentes marchas y manifestaciones, aunque ya todos están en libertad.

“Estados Unidos seguirá criticando las violaciones de derechos humanos y abogando por los derechos de asamblea pacífica, asociación y libertad de expresión y religión”, aseguró el portavoz del Departamento de Estado.

“Seguiremos expresando nuestro apoyo a una mejora de las condiciones de derechos humanos y a reformas democráticas en Cuba”, añadió la fuente.

Durante su discurso en la reapertura formal de la embajada estadounidense en La Habana, el pasado viernes, Kerry subrayó que el pueblo cubano viviría mejor “con una democracia genuina, donde la gente sea libre de elegir sus líderes, expresar sus ideas, practicar su fe” y donde “se permita prosperar a la sociedad civil”.

En sus reuniones con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, y con disidentes en la isla, Kerry aseguró además que no será posible que el Congreso estadounidense levante el embargo si el Gobierno cubano no avanza en el respeto a los derechos humanos.

Con ese mensaje, Kerry utilizó el embargo, un reclamo imprescindible para Cuba y cuyo levantamiento está en manos del Congreso estadounidense, para aumentar la presión sobre el Gobierno cubano en un área donde ambos países tienen grandes diferencias y es difícil que haya cambios importantes. EFE [I]