Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Maduro pide medidas para que no se repita “fracaso” en Siria y otros países

Foto de archivo del presidente de Venezuela Nicolás Maduro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, abogó hoy por un “mundo multipolar y multicéntrico” y reclamó al Consejo de Seguridad de la ONU normas que impidan “el uso de métodos intervencionistas”, para que no se repita el “fracaso estrepitoso” cosechado en Irak, Afganistán, Libia y Siria.


Publicidad

En un largo discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, Maduro hizo una reflexión sobre los 70 años del organismo, del que dijo que nació con “el mundo bipolar de confrontación” que, al caer el telón de acero, se convirtió en “un mundo unipolar de imposiciones”.

“Ha llegado el tiempo en este siglo XXI de la construcción de un mundo multipolar, multicéntrico. De un mundo sin hegemonismos, de un mundo que sepa reconocer el peso específico de los nuevos centros emergentes del poder político, económico, cultural, humano”.

“La ONU debe despertar ante el drama de Siria y debemos aprovechar el fracaso estrepitoso de estas cuatro guerras (Irak, Afganistán, Libia y Siria) para desde el Consejo de Seguridad avanzar hacia nuevas normativas que prohíban el uso de métodos intervencionistas para sembrar la guerra, el terror”, dijo.

Dsde la tribuna en la ONU, Maduro aseguró que Venezuela llevará “una propuesta para ser conversada” para “proteger al pueblo de Siria”, que seguirá la idea de “una nueva alianza de paz” propuesta por Rusia.

Sobre su país, Maduro recordó que habrá elecciones parlamentarias el 6 de diciembre y le pidió al mundo “estar muy atento a cualquier intento de violentar la vida política de Venezuela”.

En referencia a la relación entre Venezuela y EE.UU., el presidente venezolano señalón que “deber ser derogado, anulado” el “decreto amenazante” que el presidente de EE.UU., Barack Obama, firmó el 9 de marzo y según el cual Estados Unidos declaraba a Venezuela “una amenaza extraordinaria e inusual”.

Maduro aseguró que las posteriores “declaraciones del presidente Barack Obama reconociendo que Venezuela es un país de paz y que no ha sido ni es una amenaza hacia los Estados Unidos es un paso muy positivo”, pero señaló que como jefe de Estado tiene que decir que “aún no es suficiente”

“Hemos adelantado conversaciones con el Gobierno de los EE.UU. en el mismo espíritu que ha animado a nuestra hermana Cuba. Para que más temprano que tarde podamos sacar del camino esa espada de Damocles que está sobre el cuello del pueblo venezolano”, prosiguió.

Durante 40 minutos de discurso, Maduro también habló del conflicto fronterizo con Colombia y aseguró que junto al presidente de este país, Juan Manuel Santos, han marcado “una ruta para despejar provocaciones, amenazas y ataques de paramilitares y de narcotraficantes contra Venezuela”.

“La ruta va cumpliéndose. Puedo decir en este momento que tengo grandes expectativas positivas”, añadió. EFE [I]