Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cisjordania: Mueren dos palestinos tras ataques de arma blanca

JERUSALEN (AP) — Tropas israelíes abatieron y mataron el jueves en Hebrón a dos palestinos, uno de los cuales apuñaló a un soldado, en un nuevo episodio de violencia en la inestable ciudad de Cisjordania.


Publicidad

En los últimos días, Hebrón se ha convertido en un punto caliente de los enfrentamientos entre israelíes y palestinos que duran ya seis semanas. La ciudad, en la que viven unos cientos de colonos israelíes en enclaves fortificados rodeados de decenas de miles de palestinos, es un escenario habitual de actos violentos.

En los últimos sucesos, un palestino de 23 años apuñaló a un soldado en la cabeza causándole heridas leves para intentar atacar luego a otro, antes de que miembros de las fuerzas de seguridad abrieran fuego contra él y lo mataran, dijo la policía.

Después, las tropas dispararon y mataron a otro palestino que según el ejército intentó apuñalar a un soldado israelí. Pero un testigo palestino de la escena, el activista comunitario Issa Amr, puso en duda la versión israelí de los hechos y dijo no haber visto un cuchillo. Los palestinos han reiterado sus acusaciones de que el ejército emplea una fuerza excesiva o innecesaria, algo que Israel desmiente.

En los últimos días, Hebrón registró choques entre palestinos y soldados israelíes y en sus calles se produjeron algunos apuñalamientos. El ejército israelí dijo el jueves que un palestino que había intentado agredir a un soldado en la ciudad el miércoles murió tras recibir disparos de efectivos del cuerpo.

El primer incidente del jueves tuvo lugar cerca de un disputado templo conocido por los judíos como la Cueva de los Patriarcas, el lugar en el que según la biblia fueron enterrados los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob, junto a tres de sus esposas. Los musulmanes lo llaman la mezquita al-Ibrahimi, reflejando el hecho de que Abraham está considerado el padre tanto del judaísmo como del islam.

La ola de violencia entre israelíes y palestinos comenzó a mediados de septiembre en Jerusalén en medio de tenciones por otro lugar sagrado para judíos y musulmanes y pronto se extendió a otras partes de Israel, Cisjordania y Gaza. Once israelíes murieron en ataques palestinos, la mayoría con arma blanca. En el otro bando, 58 palestinos perdieron la vida, entre ellos 38 identificados como terroristas por Israel. Los más fallecieron en enfrentamientos con tropas israelíes.

Israel señala que los incidentes son el resultado de la incitación de los palestinos, quienes por su parte sostienen que se deben a la frustración tras medio siglo de ocupación israelí.

También el jueves, el Ministerio israelí de Justicia dijo que una mujer árabe que fue baleada tras enarbolar un cuchillo en una estación de autobuses no pretendía cometer un ataque.

La mujer de 29 años, Asraa Abed, se vio rodeada por fuerzas israelíes y después recibió disparos después de sacar un cuchillo en la estación de autobuses en el norte de Israel este mes. La investigación sobre el suceso determinó que la mujer sufría problemas mentales y tendencias suicidas, y sacó el cuchillo para que la mataran, indicó el Ministerio de Justicia. Abed, que sobrevivió a la balacera, fue acusada el jueves de portar un cuchillo.

El incidente se grabó en video, en el que se la ve mover despacio el cuchillo antes de ser rodeada y baleada. Los palestinos han citado el incidente en sus acusaciones de que Israel ha empleado una fuerza excesiva en el actual brote de violencia. (I)