Ecuador. Domingo 23 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Michel Temer asume presidencia de Brasil y anuncia gabinete de centroderecha

El presidente interino de Brasil Michel Temer a su llegada al palacio presidencial de Planalto, en Brasilia, Brasil, el jueves 12 de mayo de 2016, después que el Senado votó a favor de suspender a Dilma Rousseff mientras se realiza su juicio político. En sus primeras palabras como presidente interino, Temer dijo que su prioridad es revivir la economía más grande de América Latina. (AP Foto/Felipe Dana)

Michel Temer firmó hoy la notificación del Senado en la que asume de manera interina la Presidencia de Brasil después de que la Cámara Alta decidiera abrir un juicio político con fines de destitución contra la mandataria Dilma Rousseff.


Publicidad

La notificación, firmada por el titular del Senado, Renan Calheiros, faculta a Temer como presidente durante los próximos 180 días, período en el cual la Cámara Alta debatirá si destituye a Rousseff o le permite volver al cargo.

El nuevo gobernante, según el primer secretario del Senado, Vicentinho Alves, asumirá de manera “interina” y no en calidad de “en ejercicio”, como acostumbraba hacerlo durante las ausencias de Rousseff.

La notificación a Temer fue entregada diez minutos después de la que le fue remitida a Rousseff y en la que de manera oficial se le comunicó la decisión del plenario del Senado, que por 55 votos a favor y 22 en contra decidió dar vía libre al juicio destituyente.

El hasta hoy vicepresidente gobernará mientras el Senado decide la suerte de Rousseff, quien de ser separada definitivamente del cargo permitiría que Temer termine el mandato hasta el 1 de enero de 2019.

Temer anunció horas después la mayor parte del gabinete que le acompañara en su gestión, que al contrario del Gobierno de centroizquierda de la suspendida Dilma Rousseff, se inclinará hacia el centroderecha.

Hasta el momento, sólo faltan nombrar los titulares de Minas y Energía y de Integración Nacional, que aún eran objeto de consultas.

El Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), de Temer, tendrá el mayor peso y ocupará 6 de los 24 ministerios que tendrá el nuevo Gobierno, que ha fundido algunas carteras para reducir el actual número de 31.

También fueron contemplados los partidos de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Republicano Brasileño (PRB), Progresista (PP), Demócratas (DEM), Laborista Brasileño (PTB), Verde (PV), Social Democrático (PSD), Popular Socialista (PPS) y Demócratas (DEM).

Aunque sin estatus de ministro, en su gabinete también estarán sentados Ilan Goldfajn, hasta hoy economista jefe del banco Itaú Unibanco, la mayor entidad privada del país, y el dirigente del PMDB Wellington Moreira Franco, que asumirá una flamante Secretaría Especial de Inversiones.

La lista de ministros confirmados es la siguiente:

Hacienda:

Henrique Meirelles. Fue presidente del Banco Central durante la gestión de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011). Experto en asuntos financieros con tránsito en los mercados globales y sin filiación partidaria. Fue presidente mundial del BankBoston. Será el hombre fuerte del Gobierno de Temer.

Relaciones Exteriores:

José Serra. (PSDB). Fue candidato presidencial en 2002 y 2010 y ministro de Salud y de Planificación con Fernando Henrique Cardoso. Será el primer político que ocupe la Cancillería desde 2002.

Presidencia:

Eliseu Padilha (PMDB). Fue ministro de Aviación Civil con Dilma Rousseff. Político experimentado y estrechamente vinculado a Temer, ocupará una cartera desde la que se controlan los resortes del poder.

Secretaría:

Geddel Vieira Lima (PMDB). Otra ficha importante del partido de Temer, que se ocupará de las relaciones con un Congreso en el que mantiene un escaño desde 1991.

Planificación:

Romero Jucá. Senador y actual presidente del PMDB. Es uno de los hombres en que mas confía Temer. Fue ministro de Previsión Social en el primer mandato de Lula.

Justicia y Ciudadanía:

Alexandre de Moraes. Abogado y actual secretario de Justicia del estado de Sao Paulo, sin filiación partidaria. Polémico y directo, ocupará un cargo clave para el futuro de la investigación sobre las corruptelas en Petrobras, que salpican a muchos miembros del nuevo Gobierno y del anterior.

Desarrollo, Industria y Comercio:

Marcos Pereira. Especialista en derecho penal, obispo de una iglesia evangélica y presidente del PRB. Será la cuota de ese partido en el Gobierno.

Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento:

Blairo Maggi (PP). Otro nombre polémico, es conocido como el “rey de la soja”, de la que es uno de los mayores productores del país. Hace unos años, el grupo ecologista Greenpeace le entregó el dudoso premio “Motosierra de Oro”, por la desforestación en sus tierras.

Seguridad Institucional:

Sérgio Etchegoyen. General de Ejército y actual jefe del Comando en Jefe de esa fuerza. Bajo su ala estará la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin).

Educación y Cultura:

José Mendonça Filho (DEM). Formado en Administración de Empresas, tendrá la tarea de unificar esas dos áreas, que hasta ahora estaban separadas en dos carteras distintas.

Salud:

Ricardo Barros (PP). Senador e ingeniero civil, asumirá un sector en crisis, con graves deficiencias presupuestarias y las amenazas de los virus zika, dengue y chikunguña.

Trabajo:

Ronaldo Nogueira. Diputado del PTB, tendrá como principal tarea la formulación de políticas para recuperar la generación de empleos, en medio de la mayor crisis de paro que Brasil vive en una década.

Desarrollo Social y Agrario:

Osmar Terra (PMDB). Abogado y diputado desde 1999, dirigirá desde su cartera algunos de los programas sociales más emblemáticos de los Gobiernos de Lula y Rousseff, como el “Bolsa Familia”.

Medio Ambiente:

José Sarney Filho (PV). Hijo del expresidente José Sarney y con años dedicados a esa área, regresa al cargo que ocupó entre 1999 y 2002 en el Gobierno de Cardoso.

Ciudades:

Bruno Araújo (PSDB). Diputado desde 2007 y casi desconocido para los brasileños hasta el pasado 17 de abril, cuando profirió el voto que garantizó la continuidad del proceso contra Dilma Rousseff en la Cámara baja.

Ciencia, Tecnología y Comunicaciones:

Gilberto Kasssab (PSD). Economista que entró en la política en 2006, cuando fue elegido alcalde de Sao Paulo. Fue uno de los que abandonó a Rousseff en los últimos días, cuando renunció al cargo de ministro de Ciudades que ocupaba con la mandataria ahora suspendida.

Transportes, Puertos y Aviación Civil:

Maurício Quintella (PR). Diputado, era presidente de su partido hasta que decidió apoyar el proceso contra Rousseff, pero renunció al cargo cuando esa formación aún debatía el asunto. Esa dimisión fue considerada una prueba de fidelidad por Temer.

Defensa:

Raul Jungmann (PPS). Consultor de empresas y diputado, ya fue ministro de Desarrollo Agrario en el gobierno de Cardoso.

Turismo:

Henrique Alves (PMDB). Uno de los casos más curiosos del cambio de Gobierno en Brasil, regresa al cargo que ocupó con Rousseff hasta el pasado 28 de marzo, cuando renunció en medio de la desbandada de su partido.

Deporte:

Leonardo Picciani (PMDB). Diputado. Fue uno de los puntales de Rousseff en la Cámara baja hasta que aceptó, medio a regañadientes, la decisión de su partido de abandonar a la mandataria. Ocupará un puesto de extraordinaria importancia, por la proximidad de los Juegos Olímpicos que se celebrarán en Río de Janeiro en agosto.

Fiscalización, Transparencia y Control:

Fabiano Augusto Martins Silveira. Abogado, que hasta ahora se desempeñaba como consultor jurídico del Senado Federal.

Abogacía General del Estado:

Fábio Osório Medina. Abogado y doctor en Derecho Administrativo por la Universidad Complutense, fue miembro de la sección brasileña de la organización Transparencia Internacional. EFE