Ecuador. Martes 27 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama dice que EE.UU. respeta la decisión británica del “brexit”

El presidente estadounidense, Barack Obama, habla durante una rueda de prensa el lunes 4 de junio de 2016. EFE/MICHAEL REYNOLDS

WASHINGTON (AP) — El presidente Barack Obama dijo el viernes que Estados Unidos respeta la decisión del pueblo británico de abandonar la Unión Europea, pero dijo que ambos seguirán siendo “socios indispensables” de Estados Unidos. El mandatario norteamericano insistió en que la relación especial entre Washington y Londres soportará el inminente divorcio del Reino Unido con el resto del continente.

Publicidad

En su primera reacción pública al referendo, Obama dijo que el pueblo del Reino Unido se ha expresado. Obama había exhortado enfáticamente al Reino Unido para que permaneciera en la UE, por lo que la votación fue un golpe significativo a los esfuerzos del mandatario estadounidense de enfrentar a los defensores del aislacionismo que están avanzando en muchas partes del mundo.

“La relación especial entre Estados Unidos y el Reino Unido resistirá”, dijo Obama. El presidente hizo sus comentarios en una declaración escrita emitida por la Casa Blanca, mientras el presidente estaba de viaje en California.

“El Reino Unido y la Unión Europea seguirán siendo socios indispensables de Estados Unidos, incluso a medida que comienzan a negociar su relación en curso para asegurarse de que continúen su estabilidad, seguridad y prosperidad”, agregó el presidente.

Obama viajó a Londres en abril para pedir en persona a los votantes del Reino Unido que votaran por quedarse en la UE. Les dijo que en asuntos como la seguridad y la economía, Gran Bretaña es para Estados Unidos un socio esencial y un enlace básico a Europa.

A continuación, Obama indicó que ese estado se vería afectado con un posible retirado británico de la Unión Europea. El presidente también sostuvo que las empresas británicas se verían afectadas, teniendo en cuenta que Estados Unidos seguirá dando prioridad a un acuerdo de libre comercio con la UE y que no tendría prisa para iniciar la negociación de otro acuerdo de libre comercio exclusivo con Gran Bretaña.

En ese momento, el mensaje de Obama fue visto por algunos como una interferencia no deseada en los asuntos internos.

El viernes, el presidente tomó un tono más suave sobre el futuro del Reino Unido, al ofrecer tranquilidad tanto para el Reino Unido como para la UE.

“La pertenencia del Reino Unido en la OTAN sigue siendo una piedra angular vital de la política exterior, de seguridad y económica de Estados Unidos”, dijo Obama. “Así, de la misma forma, es nuestra relación con la Unión Europea, que ha hecho tanto para promover la estabilidad, estimular el crecimiento económico y fomentar la difusión de los valores e ideales democráticos en todo el continente y más allá”. (I)


Publicidad