Ecuador. Viernes 2 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Encuesta: La mayoría de argentinos cree que Fernández cometió actos de corrupción

Cristina Fernandez

BUENOS AIRES (AP) — Una encuesta reveló que la mayoría de los argentinos dan por ciertas las acusaciones sobre presunta corrupción que pesan sobre la expresidenta Cristina Fernández, quien el viernes recurrió a las redes sociales para defenderse de las causas que se acumulan en su contra y atacar a la justicia.

Publicidad

Según una encuesta realizada por la consultora Giacobbe & Asociados, 71% de los 2.200 consultados cree que Fernández y su marido y antecesor en el poder Néstor Kirchner “organizaron un sistema de corrupción estatal”. Sólo 4,1% opinó que “no sabían lo que sucedía”, mientras que 17,5% dijo que los logros del anterior gobierno “minimizan” cualquier acto de corrupción.

El estudio se realizó entre el 24 y el 26 de junio y posee un margen de error de 2,1 puntos porcentuales.

“El Partido Judicial (en referencia al Poder Judicial) con inusitada virulencia, instado por el gobierno -de Mauricio Macri- y con el explícito incentivo que le brindan los medios hegemónicos de comunicación han intensificado su campaña de persecución y difamación contra el gobierno que presidí”, denunció Fernández en un texto publicado en sus cuentas oficiales de Facebook y Twitter.

El objetivo, según la exmandataria, es “crear un nuevo tipo penal: el delito de haber pertenecido al gobierno durante el período 2003-2015” que comprendió las presidencias de su marido (2003-2007) y sus dos mandatos (2007-2015), y “distraer a la población mientras el ajuste y la debacle económica aumentan la pobreza, la desigualdad y la inseguridad de manera ya inocultable y exponencial”.

Fernández, quien está recluida en su residencia en la Patagonia y evita las apariciones en público, rompió un largo silencio la víspera cuando también por redes sociales atacó al gobierno de Macri y a medios de comunicación en medio de los allanamientos en varias de sus propiedades en una causa por presunto enriquecimiento ilícito y falsificación de documento público.

La medida fue ordenada por el juez federal Claudio Bonadío, el mismo que procesó a Fernández en una causa por operaciones de dólar futuro llevadas adelante por el Banco Central durante su gestión.

La dirigente peronista, que no concede entrevistas a medios de comunicación, calificó el viernes a Bonadío de “oscuro personaje, que cuenta naturalmente con la protección del Consejo de la Magistratura, comandado por el oficialismo y el Partido Judicial”.

El magistrado investiga la sociedad comercial “Los Sauces” que encabezan Fernández y sus hijos Máximo y Florencia Kirchner. Varias propiedades adquiridas por esa sociedad fueron alquiladas al empresario de la construcción Lázaro Báez, detenido en otra causa por supuesto lavado de dinero. Bonadío busca probar si mediante esta operatoria de alquileres Báez pagaba a los Kirchner los sobornos por las millonarias obras públicas con las que resultó beneficiado durante el gobierno kirchnerista.

La víspera una corte federal ordenó investigar a Fernández por su relación estrecha con Báez, acusado formalmente de haber ingresado 5,1 millones de dólares en una compañía financiera radicada en Buenos Aires con el objetivo de disimular y ocultar su origen para luego integrarlos al circuito económico legal.

La justicia también tiene en la mira otra sociedad comercial perteneciente a Fernández, “Hotesur”, en este caso por presunta asociación ilícita. En su defensa la expresidenta también criticó al fiscal federal Gerardo Pollicita porque “viene dilatando de manera inexplicable una pericia contable” sobre los estados financieros de los Kirchner.

En respuesta a las acusaciones en su contra Fernández indicó que los jueces “persiguen multiplicar las causas judiciales por los mismos hechos, vulnerando así prohibiciones expresas que establece la constitución nacional y tratando de impedir toda posibilidad de defensa como la que debe otorgarse y a la que tiene derecho cualquier persona”.

Hasta el momento ninguno de los funcionarios judiciales mencionados por Fernández respondió a su nota. (I)

Por DEBORA REY, Associated Press

Publicidad