Ecuador. Sábado 3 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Irak irrumpe en Al Hamdaniya, vecina a Mosul

Combo de fotogragramas sacados de un vídeo cedido hoy 19 de octubre de 2016 por el ministerio de Defensa británico que muestra el bombardeo con bombas de alta precisión Paveway, cuyo coste estimado es de 28.000 euros cada una, a un posible camión bomba antes de ser usado por el Estado Islámico en Mosul, Irak. Las fuerzas antiterroristas iraquíes irrumpieron hoy en la ciudad de Al Hamdaniya, el núcleo principal de la comarca homónima, en el marco de su ofensiva para expulsar a los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) de Mosul. EFE/

Las fuerzas antiterroristas iraquíes irrumpieron hoy en la ciudad de Al Hamdaniya, el núcleo principal de la comarca homónima, en el marco de su ofensiva para expulsar a los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) de Mosul.

Publicidad

La parte meridional de la urbe ya está bajo el control de las tropas gubernamentales, informó a Efe el alcalde de Al Hamdaniya, Nisan Karroni, que no dio datos de bajas en los bandos en conflicto.

Esta urbe, situada a unos 27 kilómetros al este de Mosul, es el corazón de una comarca compuesta por unos cincuenta pueblos, la mayoría de los cuales ya han sido arrebatados al EI en los primeros dos días de operaciones militares.

Karroni espera que los extremistas sean definitivamente expulsados de la ciudad en “las próximas horas”.

Las posiciones del EI en esa comarca, atacada desde el frente de Jazer, son blanco asimismo de los bombardeos de la aviación iraquí y de la coalición internacional.

Soldados estadounidenses llegaron hoy a la base que tienen las fuerzas kurdas “peshmergas” en el monte de Ain el Safra, en Jazer, desde donde se lanzaron también varios aviones no tripulados, según pudo constatar Efe.

Antes de la llegada del EI, Al Hamdaniya era el mayor núcleo cristiano de la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul, con un 80 por ciento de la población profesando este credo.

También vivían en la zona árabes suníes y miembros de las minorías religiosas shabak y kakaia, que han sufrido asimismo la persecución de los extremistas del EI.

El inicio de la operación militar sobre Mosul fue anunciado en la madrugada del lunes por el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, que prometió restablecer la estabilidad en la segunda ciudad más importante de Irak, en manos de los yihadistas desde junio de 2014. En la ciudad hay hasta 6.000 combatientes de la milicia radical, indicó a la prensa el teniente general Talib Shaghati en una base militar. No indicó cuántos de esos serían extranjeros.

Se trata de la mayor operación del Ejército iraquí desde la invasión liderada por Estados Unidos en 2003. Unas 25.000 tropas, incluidos combatientes tribales suníes, fuerzas curdas conocidas como peshmerga y milicias chiíes respaldadas por el estado conocidas como Unidades de Movilización Popular se acercaban a la ciudad desde diferentes direcciones.

Mosul es el último gran bastión urbano del Estado Islámico en Irak.

Por ahora, los milicianos han opuesto una feroz resistencia en pueblos en torno a la ciudad, donde se ha concentrado la mayor parte de la lucha. El grupo EI ha enviado camiones cargados de explosivos hacia el frente y disparado morteros para frenar el avance de las fuerzas iraquíes.

Por su parte, el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo ayer que confía en que el EI será “derrotado” en Mosul, aunque admitió que la batalla será “difícil”. EFE

Un convoy peshmerga avanza hacia el frente en Khazer, unos 30 kilómetros (19 millas) al este de Mosul, Irak, el lunes 17 de octubre de 2016. (AP Foto/Bram Janssen)

Un convoy peshmerga avanza hacia el frente en Khazer, unos 30 kilómetros (19 millas) al este de Mosul, Irak, el lunes 17 de octubre de 2016. (AP Foto/Bram Janssen)

Publicidad