Ecuador. sábado 23 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Netanyahu cree que discurso de Kerry fue “sesgado” y “obsesivo” con los judíos

Fotografía difundida por la oficina de prensa del gobierno del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu. (Foto AP/Kobi Gideon, GPO)

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, consideró hoy que el discurso del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, fue “sesgado” y “obsesivo” con las colonias judías.


Publicidad

“Tal y como lo fue la resolución en el Consejo de Seguridad que Kerry promovió, su discurso ha sido sesgado contra Israel, dijo Netanyahu según un comunicado difundido por su oficina con su reacción respecto al discurso de Kerry.

“Durante cerca de una hora, ha hablado de forma obsesiva sobre los asentamientos y apenas ha tocado las raíces del conflicto: la oposición palestina a un Estado judío cualesquiera que sean sus fronteras”, agrega la nota.

Netanyahu convocó de inmediato a una rueda de prensa esta noche para exponer personalmente su postura sobre el discurso, que tiene lugar en momentos de máxima tensión entre Israel y la Administración del presidente de EEUU, Barack Obama, tras la aprobación el viernes de la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU contra los asentamientos judíos.

Por su parte, el ministro israelí de Energía, Yuval Steinitz, calificó hoy de “no realista” el discurso del jefe de la diplomacia estadounidense saliente, en el que éste expuso la visión de Obama para resolver el conflicto palestino-israelí.

“Nuestra reacción es de indignación, y con justicia. Nos han herido de forma deshonesta (con la resolución), con fantasías, pero debemos actuar con la cabeza y no con las entrañas”, afirmó en una breve entrevista con el canal público de la televisión al terminar el discurso.

Steinintz también exhortó al Gobierno israelí a actuar “con sangre fría para no beneficiar a los que quieren perjudicar” a su país, en una aparente crítica a la larga serie de represalias diplomáticas que Israel ha impuesto a los catorce Estados que votaron a favor de la resolución de la ONU, entre ellos España, Francia, el Reino Unido y Venezuela. EFE (I)