Ecuador. viernes 22 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los combates entre las facciones armadas se extienden por el norte de Siria

En esta imagen sin fecha difundida por un sitio web miliciano, que ha sido verificado y coincide con otra información de AP, milicianos del grupo Estado Islámico sostienen sus armas y ondean banderas en un convoy con varios vehículos a través de la ciudad de Raqa, en Siria. (Sitio miliciano via AP, Archivo)

Los combates entre algunas de las principales facciones sirias, entre las que figura el Frente de la Conquista del Levante (exfilial de Al Qaeda), se han extendido por las provincias noroccidentales de Idleb y Alepo, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.


Publicidad

La ONG apuntó que en los choques se baten el Movimiento Islámico de los Libres de Sham y las brigadas de Suqur al Sham (Halcones del Levante) contra el antiguo Frente al Nusra, como se llamaba hasta julio el Frente de la Conquista del Levante.

Los dos primeros grupos expulsaron en las últimas horas a la exfilial de Al Qaeda de sus cuarteles en la población de Maarat al Nuaman y sus alrededores, en el sur de Idleb.

También hubo enfrentamientos en los pueblos de Maraian e Ihsam, cuyo control han tomado las brigadas de Suqur al Sham; así como en la región de Yabal Zauya, en la misma provincia.

En la vecina Alepo, el Frente de la Conquista del Levante se ha hecho con el dominio de las localidades de Andan, Kafr Hamra, Jan Asal, Hreitan, Kafr Naha y Auram al Kubra, tras atacar bases del Frente del Levante, integrado por varias organizaciones rebeldes.

Los combates entre facciones estallaron ayer después de que la antigua rama de Al Qaeda asaltara posiciones del insurgente Ejército de los Muyahidines (guerreros santos) en Idleb y Alepo.

La tensión entre el Frente de la Conquista del Levante y otros grupos había aumentado en los últimos días después de que varias facciones aceptaran acudir a las conversaciones de paz de Astaná, celebradas en los dos últimos días y auspiciadas por Rusia, aliada del Gobierno de Damasco, y Turquía, valedora de la oposición.

En un comunicado emitido antes del inicio de esa cita, la exfilial Al Qaeda criticó a los grupos participantes, ya que consideró que con su asistencia aceptaban “directa o indirectamente” la permanencia del presidente sirio, Bachar al Asad.

El Frente de la Conquista del Levante está excluido, junto a la organización yihadista Estado Islámico (EI), de la tregua en todo el país, en vigor desde el 30 de diciembre, porque el Gobierno de Damasco considera a ambos grupos terroristas. EFE