Ecuador. sábado 23 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Corea del Norte se prepara para la gran celebración por nacimiento de Kim Jong-il

In this photo taken on December 28, 2011 a car carries a portrait of Kim Jong-Il during the funeral procession in Pyongyang. Millions of grief-stricken people turned out to mourn Kim Jong-Il, whose death has left the world scrambling for details about his young successor. JAPAN OUT REPUBLIC OF KOREA OUT AFP PHOTO / KYODO (Photo credit should read KYODO NEWS/AFP/Getty Images)

Corea del Norte se preparaba hoy para celebrar el 75 aniversario del nacimiento de Kim Jong-il, en un momento de renovada tensión después de que el país ensayara un misil de medio alcance y en plena confusión sobre la noticia del asesinato del hermano del actual líder.


Publicidad

La capital, Pyongyang, ultimaba hoy los preparativos para la gran conmemoración y grandes avenidas de la ciudad, como Chilsongmun o Mansudae, lucen ya engalanadas en cada esquina con la enseña nacional y banderas de color rojo, que simbolizan la revolución y el partido único, el de los Trabajadores.

Cada poco se repiten los carteles que anuncian con la fecha “2.16” (16 de febrero) el “Kwangmyongsongjol” (“Día de la Estrella Brillante”), como se conoce a esta festividad nacional que celebra el nacimiento del hombre -conocido en el país como “Querido líder”- que gobernó Corea del Norte con mano de hierro entre 1994 y 2011.

El aire festivo que respira la ciudad contrasta con la chocante noticia publicada hoy -aunque no dentro de las fronteras del hermético país- en la que se asegura que Kim Jong-nam, el hijo mayor de Kim Jong-il y medio hermano del actual líder, fue asesinado el lunes en Malasia por dos mujeres que utilizaron agujas envenenadas.

Del mismo modo, resulta imperceptible el incremento de la tensión que se observa de puertas para afuera a raíz de que Corea del Norte lanzara hace dos días al mar de Japón un misil de medio alcance.

La acción, que muchos consideran un gesto para medir las reacciones -hasta ahora tibias- de la nueva Administración estadounidense de Donald Trump, deparó el lunes una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU, que condenó de forma unánime el ensayo.

Pero nada parece perturbar los preparativos para celebrar el “Kwangmyongsongjol”, una cita que para el régimen y el pueblo norcoreano, caracterizados por el extremo culto a sus líderes, tiene más peso este año.

El motivo es que en abril se celebra además el 105 aniversario de la llegada al mundo del fundador del país, el “presidente eterno” Kim Il-sung, y se cumple también un lustro desde que el actual líder, Kim Jong-un, completó la transición de poder.

Así, y pese a la baja temperatura, se notó hoy especial ajetreo en las calles, donde ya se anuncia el festival de la Kimjongilia, el híbrido que un botánico japonés creó en honor del “Querido líder”, o el Festival Internacional de Patinaje Paektusan, que acoge desde mañana la imponente pista cubierta de la Avenida Chollima.

Y es que las celebraciones del Día de la Estrella Brillante arrancan un día antes y se prolongan hasta el 17 de febrero en este 2017 tan señalado por el régimen, que en esta ocasión ha querido dar a la cita un perfil más internacional, incrementando el número de paquetes para que turistas extranjeros visiten el país esta semana.

Lee Seong-Hyon, investigador del Instituto Sejong, un prestigioso “think tank” surcoreano, consideró en declaraciones a Efe que el régimen busca “tener a extranjeros de visita durante los grandes festivos nacionales para ‘subrayar’ a los norcoreanos la grandeza” de la dinastía Kim y también para que las festividades tengan más resonancia fuera del país.

La iniciativa queda patente en el único vuelo que aterrizó hoy en Pyongyang procedente de Pekín, en el cual desembarcaron, junto con el puñado de funcionarios norcoreanos, diplomáticos o empresarios chinos que acostumbran a volar en los aviones de Air Koryo, pasajeros procedentes de varios continentes.

Así, viajeros franceses, canadienses, noruegos, italianos, neozelandeses, japoneses o rusos, algunos de ellos viajando incluso con niños pequeños, aterrizaron hoy en el Aeropuerto Internacional de Sunan para ser testigos de los fastos que se preparan a partir de mañana en la capital norcoreana.

Una pareja mexicana residente en Asia admitió a Efe que el “Kwangmyongsongjol” era la excusa perfecta para visitar Corea del Norte en sus vacaciones, al igual que para Johannes, un estudiante chino procedente del sur de Alemania que ya visitó por primera vez el país el año pasado.

“La verdad es que me encantaría asistir al festival de patinaje artístico y también al baile multitudinario que hay previsto en la Plaza Kim Il-sung el Día de la Estrella Brillante”, comenta ilusionado. EFE