Ecuador. lunes 20 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Vicepresidente de EEUU dice haber arreglado relaciones con Australia

Mike Pence

SYDNEY (AP) — El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y el primer ministro de Australia negaron que quedara cualquier fricción entre sus países por un polémico acuerdo sobre refugiados y unieron fuerzas el sábado para instar a China a que aumente sus presiones para que Corea del Norte abandone su programa de armas nucleares.


Publicidad

Tras una reunión en Sydney, Pence y el primer ministro, Malcolm Turnbull, elogiaron varias veces la alianza que sus dos países iniciaron hace décadas. El vicepresidente agradeció a Turnbull por pedir a Beijing a que adopte un papel más activo en los esfuerzos internacionales para reducir la amenaza nuclear de Pyongyang.

Los dos funcionarios parecieron hacer un esfuerzo deliberado por mostrar un frente unido tras un periodo poco habitual de tensiones entre los viejos aliados, iniciado por una discusión entre Turnbull y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por un acuerdo de reubicación de refugiados alcanzado por el gobierno de Obama.

Pence dijo el sábado que Estados Unidos cumplirá su parte del acuerdo aunque no le guste su contenido. Según el trato, Estados Unidos aceptaría a hasta 1.250 refugiados que Australia mantiene en campos de detención en las naciones insulares de Nauru y Papúa Nueva Guinea, en el Pacífico. El descontento de Trump por el plan llevó a una tensa llamada telefónica en enero y un indignado tuit en enero en el que el presidente describió el acuerdo como “tonto”.

“El presidente Trump ha dejado claro que cumpliremos el acuerdo… eso no significa que admiremos el acuerdo”, dijo Pence durante una rueda de prensa conjunta con Turnbull.

La tensión por ese tema ha complicado la habitualmente estrecha relación entre los dos países. La mayoría de los australianos tiene una opinión negativa sobe Trump y algunos de sus detractores han instado a Australia a distanciarse de Washington y acercarse a China.

Turnbull se ha resistido a las presiones de que elija entre los dos países, a los que se considera aliados vitales: Estados Unidos es el socio de seguridad más importante de Australia, mientras que China es su principal socio comercial.

La visita de Pence, dentro de una gira de 10 días por el Pacífico, está considerada como un esfuerzo de reparar las relaciones con Australia. El vicepresidente parecía decidido a tranquilizar a Australia sobre su importancia para Washington, y afirmó junto a Turnbull en el puerto de Sydney que “siempre es alentador estar con un amigo, y eso hago hoy”.

Ambos líderes citaron varias veces la larga historia de cooperación militar entre sus naciones. Australia ha combatido en el bando estadounidense en todos los conflictos importantes desde la I Guerra Mundial y es uno de los principales contribuyentes de la campaña militar que lidera Estados Unidos en Siria e Irak.

“Confío en que mi visita aquí, en mi primer viaje al Asia Pacífico como vicepresidente de Estados Unidos, y los planes del presidente de viajar a la región este otoño sean un firme indicio de nuestro compromiso duradero de la alianza histórica entre el pueblo de los Estados Unidos de América y el pueblo de Australia”, dijo Pence. (I)

The Associated Press