Ecuador. Lunes 29 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EEUU: Norcorea podría estar planeando tomar Surcorea

En esta imagen de archivo, tomada el 10 de octubre de 2015, el líder norcoreano Kim Jong Un gesticula mientras asiste a un desfile militar en Pyongyang, Corea del Norte. Corea del Norte dijo el 6 de enero de 2016 que realizó una prueba exitosa con una bomba de hidrógeno. (Foto AP/Wong Maye-E, archivo)

WASHINGTON (AP) — El programa nuclear de Corea del Norte podría tener como fin apoderarse de Corea del Sur y obligar a Estados Unidos a abandonar a su aliado cercano, dijo el martes un alto funcionario de la Casa Blanca, al tiempo que puso en duda el argumento de Pyongyang de que pretende defenderse de una invasión.

Haciéndose conjeturas sobre los posibles móviles norcoreanos, Matt Pottinger, el director para Asia en el Consejo de Seguridad Nacional del gobierno del presidente Donald Trump, señaló que podría haber algo de verdad en las aseveraciones de que Corea del Norte quiere tener un disuasivo nuclear para proteger su dictadura socialista, pero agregó que la robusta fuerza militar convencional del país ha funcionado como disuasivo durante décadas.

Pottinger insinuó otras explicaciones “perturbadoras” al hecho de que Corea del Norte esté desarrollando “un arsenal de las peores armas en el mundo”.

“Por ejemplo, en las conversaciones que han sostenido con exfuncionarios estadounidenses y otros han dicho claramente que quieren utilizar estas armas como un instrumento de chantaje para conseguir otros objetivos, incluida quizá una reunificación por la fuerza de la península coreana algún día”, dijo Pottinger en una conferencia en Washington.

Corea del Norte, agregó, quiere además coaccionar a Estados Unidos para que “salga de la península y abandone nuestras alianzas”.

Pottinger hizo sus comentarios en un panel de discusión organizado por Sasakawa USA, un grupo que promueve las relaciones entre Estados Unidos y Japón, un día después de que Trump abrió la posibilidad de una futura reunión con Kim Jong Un y de que ofreció un inusual elogio al líder norcoreano globalmente excluido en momentos de crecientes tensiones nucleares.

Estados Unidos envió buques de guerra a la región con el fin de disuadir a Corea del Norte para que no realice otra prueba nuclear como parte de su programa de armas. El actual desarrollo de ese país en materia nuclear y de misiles balísticos ya representa una amenaza para Corea del Sur y Japón, y en pocos años podría llegar al territorio continental de Estados Unidos.

(I)