Ecuador. martes 26 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Brasil: Temer niega que espió a juez que lo investiga

Michel Temer. Foto de Archivo La República.

SAO PAULO (AP) — El presidente de Brasil Michel Temer enfrenta nuevas acusaciones de que su gobierno utilizó los servicios de inteligencia para espiar a un magistrado del Supremo Tribunal Federal que lo investiga por corrupción, la más reciente de las acusaciones en su contra que amenazan con ponerle fin a su periodo como gobernante.


Publicidad

En un artículo publicado el viernes en la noche en su página digital, la revista Veja citó a un colaborador presidencial que solicitó el anonimato, según el cual Temer y sus asesores solicitaron a la Agencia Brasileña de Inteligencia que espiara a Edson Fachin, el magistrado que investiga si Temer aceptó sobornos y aprobó el pago de dinero para comprar el silencio de un exlegislador condenado por corrupción.

De acuerdo con Veja, el equipo de Temer busca maneras para desacreditar a Fachin, con la expectativa de hundir la pesquisa en contra del mandatario.

La revista publicó las revelaciones horas después de que el Tribunal Supremo Electoral exonerara al equipo de campaña de Temer de las acusaciones de que en 2014 había recibido financiación ilegal.

La decisión del tribunal concede al gobernante un breve respiro en medio de la crisis que enfrenta, pero que podría agravarse de nuevo ante las nuevas acusaciones, situación que limita a Temer su capacidad para gobernar y refuerza a quienes exigen su renuncia.

Carmen Lucia, presidenta del Supremo Tribunal Federal, emitió el sábado una severa declaración en la que describió el espionaje como una táctica de las dictaduras.

“Es inaceptable la comisión de un delito grave en contra del Supremo Tribunal Federal, la democracia y la libertad, en caso de confirmarse la versión periodística de esta invasión ilegal de la vida de uno de los miembros (de esta corte)”, escribió Lucia.

El procurador general de la república, Rodrigo Janot, dijo que se quedó perplejo al enterarse de la acusación.

“Si se confirma la agresión contra uno de los poderes de la república y el estado democrático de derecho, sería otro triste episodio en la grave crisis democrática por la que este país atraviesa”, señaló el sábado Janot en un comunicado.

Temer negó la acusación en un comunicado.

“El gobierno no utiliza la maquinaria pública contra ciudadanos brasileños, mucho menos efectúa acciones que no respeten los dictados estrictos de la ley”, agregó.

Temer reiteró que el gobierno jamás ha intentado restringir la Operación Lavado de Autos, la gigantesca pesquisa anticorrupción que ha alcanzado a gran parte de la élite política brasileña y resultado en acusaciones contra el propio gobernante.

Temer enfrenta una impopularidad excepcional y muchos lo consideran un gobernante ilegítimo que llegó al poder debido al juicio político y destitución de su predecesora, Dilma Rousseff. Las acusaciones de corrupción contra Temer ponen en duda que pueda concluir su periodo como presidente.

El mes pasado, fue difundida una grabación en la que al parecer se escucha a Temer cuando aprueba el pago de dinero al expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, para comprarle su silencio. Cunha cumple una sentencia de 15 años de cárcel acusado de corrupción y lavado de dinero.

Poco después, estalló otra bomba contra el gobernante: la noticia de que es investigado por supuesto recibo de sobornos.

Janot, el procurador general, considera presentar cargos contra el gobernante porque presuntamente aceptó sobornos, también por la grabación y porque supuestamente intentó obstruir la pesquisa anticorrupción.