Ecuador. viernes 24 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EEUU: Fiscal tiene suficientes pruebas para presentar cargos contra exasesor de Trump

Michael Flynn

Washington (EFE).- Robert Mueller, el fiscal especial que investiga los supuestos lazos entre Rusia y la campaña electoral del ahora presidente estadounidense, Donald Trump, tiene pruebas suficientes para presentar cargos contra un destacado exasesor del mandatario, Michael Flynn, según informó hoy la cadena NBC News.


Publicidad

Flynn fue asesor de seguridad nacional de Trump durante 24 días de enero y febrero, cuando el presidente le despidió por haber ocultado al vicepresidente, Mike Pence, información sobre sus contactos con el embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak.

El exasesor de Trump ha estado desde su salida de la Casa Blanca en la mira de la investigación federal que dirigió inicialmente el exdirector del FBI James Comey, y que tras su despido en mayo retomó el fiscal especial Mueller.

Después de presentar la semana pasada cargos contra el exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort, y otras dos personas, Mueller está ahora centrado en el caso de Flynn y podría acusarle pronto a él y a su hijo, según NBC, que cita varias fuentes cercanas a la investigación.

Si esa acusación se materializa, Flynn sería el primer exfuncionario de la Casa Blanca de Trump que afronta cargos de la investigación de Mueller, dado que Manafort y el resto de acusados solo tuvieron relación con la campaña electoral.

El equipo de Mueller planea entrevistar a testigos en los próximos días para examinar el trabajo de Flynn en grupos de presión política, incluida la posibilidad de que lavara dinero o mintiera al Gobierno sobre sus contactos en el extranjero, según la cadena.

Además, Mueller está investigando si Flynn trató de promover, a cambio de un pago de millones de dólares, la extradición a Turquía del predicador Fethullah Gülen, exiliado en EE.UU. y al que Ankara acusa de estar detrás del golpe de Estado fallido de julio de 2016.

Flynn se mostró a favor de extraditar a Gülen en un artículo de prensa que escribió en noviembre pasado y, de acuerdo con un exfuncionario consultado por NBC, poco después de la investidura de Trump en enero, el FBI recibió una petición de examinar de nuevo la posibilidad de enviar al predicador a Turquía.

El FBI rechazó la solicitud porque no había nuevas pruebas que examinar, y no está claro si esa petición provino de la Casa Blanca en la que trabajaba Flynn o de otra agencia gubernamental.

El hijo del exasesor de Trump, Michael G. Flynn, podría ser acusado a la vez que su padre o en otro momento, de acuerdo con las fuentes consultadas por la cadena NBC, que recuerdan que el joven acompañó a su padre durante la campaña y trabajó en el equipo de transición presidencial.

Desde hace tiempo se rumorea que Mueller podría acusar a familiares de Flynn y otros objetivos importantes de su investigación, con el fin de presionar a estos para que proporcionen información con el fin de “salvar” a sus allegados.

La investigación de Mueller se amplió hace un tiempo para cubrir las finanzas y negocios familiares de Trump, y busca determinar también si el presidente incurrió en obstrucción de la justicia cuando despidió en mayo a Comey. EFE (I)

llb/arm