Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EE.UU. admite que tiene 2.000 soldados en Siria, más de lo dicho hasta ahora

U.S.-led coalition instructors monitor as they train Iraqi soldiers from the army's 72nd infantry brigade while participating in a joint live ammunition exercise at Besmaya military base in south of Baghdad, Iraq, January 27, 2016. U.S.-led coalition forces training Iraqi soldiers to fight Islamic State are applying lessons from last month's recapture of Ramadi to prepare the army to retake the northern city of Mosul later this year. Picture taken January 27, 2016. REUTERS/Thaier Al-Sudani

Estados Unidos admitió hoy que tiene unos 2.000 soldados desplegados en Siria, cuatro veces más de lo que aseguró el Departamento de Defensa hace solo un mes.


Publicidad

Esa cifra no representa ningún incremento de tropas en el país, sino que refleja una contabilidad más precisa, declaró el portavoz del Pentágono, coronel Rob Manning, a los periodistas.

El pasado noviembre, las Fuerzas Armadas de EE.UU. aseguraron que el número de uniformados en Siria ascendía a 503, un número muy inferior al divulgado hoy por Manning.

El portavoz aseguró que, de hecho, el número de soldados estadounidenses en el país árabe sigue actualmente una “tendencia bajista”, tras el reciente repliegue de unos 400 marines que ayudaron a fuerzas locales a reconquistar Al Raqa, la que fue capital de facto del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

El coronel declinó especificar si esos 400 marines forman parte del contingente total.

“Son aproximadamente 2.000, más o menos. No queremos mostrar nuestras capacidades al enemigo”, se limitó a afirmar Manning, al agregar que EE.UU. tiene unos 5.200 soldados en Irak, una cifra que no varía respecto a la difundida recientemente.

Esa cantidad también tenderá a la baja dado que la coalición liderada por EE.UU. para combatir al EI en Irak y Siria ha entrado en una fase de transición desde el apoyo a operaciones de combate a un respaldo a fuerzas locales para evitar el regreso de los yihadistas.EFE