Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Argentina, Venezuela y Ecuador: coincidencias del modelo

Por Gonzalo Orellana
Madrid, España

Hace pocos días la revista The Economist hizo un anuncio que seguramente pasó desapercibido en Ecuador. La revista decidió dejar de publicar el dato de inflación calculado por el gobierno argentino pues lo considera irreal: desde el año 2007 el gobierno ha venido “maquillando” la inflación, que en algunos años, según diversas fuentes privadas, ha llegado a triplicar la estadística oficial. La trascendencia del anuncio está, en que aunque las estadísticas de muchos países pueden generar dudas respecto a su calidad, el empeño del gobierno argentino por negar la realidad es un caso pocas veces visto, quizás solo comparable con la manipulación por parte del gobierno griego de la información del déficit fiscal durante gran parte de la última década.

Por Gonzalo Orellana
Madrid, España


Publicidad

Hace pocos días la revista The Economist hizo un anuncio que seguramente pasó desapercibido en Ecuador. La revista decidió dejar de publicar el dato de inflación calculado por el gobierno argentino pues lo considera irreal: desde el año 2007 el gobierno ha venido “maquillando” la inflación, que en algunos años, según diversas fuentes privadas, ha llegado a triplicar la estadística oficial. La trascendencia del anuncio está, en que aunque las estadísticas de muchos países pueden generar dudas respecto a su calidad, el empeño del gobierno argentino por negar la realidad es un caso pocas veces visto, quizás solo comparable con la manipulación por parte del gobierno griego de la información del déficit fiscal durante gran parte de la última década.

Haciendo un breve repaso de la realidad económica argentina, se puede llegar rápidamente a la conclusión de que el modelo aplicado durante los 8 años de kirchnerismo es muy similar al aplicado en los sucesivos gobiernos de Chávez y en los más de 5 años que lleva Correa en el poder: apabullante participación del estado en la economía, subsidios para todo y para todos, escasa o nula inversión extranjera, alta dependencia de la evolución de los “commodities” que componen su principal fuente de exportaciones (petróleo en el caso de Venezuela y Ecuador y soja en el caso de Argentina), pero quizás la características mas común de los tres gobiernos es la de intentar resolver los problemas económicos con medidas no-económicas, una receta que casi nunca funciona.

El resultado del modelo es un sector público sobredimensionado que requiere constantemente nuevos ingresos, ya sea mediante subidas de impuestos, endeudamiento o como en el caso argentino gravar con impuestos las exportaciones; la otra consecuencia del modelo es una inflación que se estima entre el 25% y el 30% tanto para Venezuela como para Argentina. No es de extrañar que estos dos países se encuentren en el “top ten” de varios rankings de naciones con mayor probabilidad de tener una crisis de pagos, posiciones que comparten con los países europeos que ya han tenido que ser rescatados recientemente.

Es justamente la inflación donde el Ecuador se diferencia de sus vecinos, pues esta se ha mantenido en un dígito gracias a la incapacidad de emisión monetaria, producto de la dolarización. Esta ventaja de la que gozamos y en la que el gobierno difícilmente puede llevarse algún merito no es sin embargo ilimitada, el 2011 vimos como la inflación cerro en un 5,4%, por encima de la previsión del gobierno, el 2012 plantea un escenario peor dado que en los dos primeros meses ya hemos visto niveles superiores a los del pasado año. En un momento en que la mayor parte de América Latina es vista como un ejemplo de buena gestión económica, que países con niveles de sobrado potencial económico estén abocados a una posible crisis lo único que demuestra es la absoluta incapacidad de sus gobernantes y las serias limitaciones de su modelo, o mejor dicho, de nuestro modelo.

* Gonzalo Orellana es ecuatoriano, economista por la Universidad Católica de Quito, con una maestría en Finanzas en la Universidad Alcalá de Henares, en España. Actualmente reside en España.

3 Comentarios el Argentina, Venezuela y Ecuador: coincidencias del modelo

  1. Esa inflación se puede reducir si se reduce la inversión pública, pero hay que elegir una de ambas, y este país está destrozado en infraestructura…

  2. Rafael Grijalva // domingo 18 de marzo de 2012 en 17:06 //

    La relación que mantenemos con Venezuela afecta la imagen del Ecuador,  pero para emitir un comentario sobre la economia de x o y país no es suficiente con leer y horrorizarnos de lo que esta escrito. Creo que un analisis mas coherente y acertado lo podemos dar los ecuatorianos que vivimos la realidad día a día y desde nuestra propia tierra. Ahora que diremos los ecuatorianos de la economía española que atraviesa una de las peores crisis y no s necesario estar alla para darse cuenta. Pilas con las opiniones “compatriotas”

  3. Rafael Grijalva // domingo 18 de marzo de 2012 en 17:06 //

    La relación que mantenemos con Venezuela afecta la imagen del Ecuador,  pero para emitir un comentario sobre la economia de x o y país no es suficiente con leer y horrorizarnos de lo que esta escrito. Creo que un analisis mas coherente y acertado lo podemos dar los ecuatorianos que vivimos la realidad día a día y desde nuestra propia tierra. Ahora que diremos los ecuatorianos de la economía española que atraviesa una de las peores crisis y no s necesario estar alla para darse cuenta. Pilas con las opiniones “compatriotas”

Los comentarios están cerrados.