Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Solidaridad urgente con los 10 de Luluncoto

Por Alberto Acosta
Quito, Ecuador

Este lunes 3 de diciembre, se cumplen 9 meses de la detención de los 10 presos/as políticos del gobierno de Rafael Correa. El montaje de esta detención con tintes carnavalescos, atentatorio de la dignidad humana, de los derechos fundamentales y del mantenimiento de un estado democrático, evidentemente tenía como objetivo atacar y descalificar la Marcha Plurinacional por el Agua, la Vida y la Dignidad de los Pueblos, llevada a cabo en marzo del presente año.

Por Alberto Acosta
Quito, Ecuador


Publicidad

Este lunes 3 de diciembre, se cumplen 9 meses de la detención de los 10 presos/as políticos del gobierno de Rafael Correa. El montaje de esta detención con tintes carnavalescos, atentatorio de la dignidad humana, de los derechos fundamentales y del mantenimiento de un estado democrático, evidentemente tenía como objetivo atacar y descalificar la Marcha Plurinacional por el Agua, la Vida y la Dignidad de los Pueblos, llevada a cabo en marzo del presente año.

Los 10 de Luluncoto, nombre bajo el cual los y las jóvenes se identifican, por haber sido apresados en el barrio de Luluncoto al sur de Quito, participaban de una reunión de análisis político para definir las estrategias de su participación en la Marcha del Agua que iniciaría 5 días después.

El gobierno, que venía sosteniendo el discurso de una marcha “golpista, violenta, financiada por la CIA”, necesitaba encontrar culpables y así lo hizo. Bajo una lógica maquiavélica, característica del Correismo: Fadua, Abigail, Cristina, Luis, Royce, Javier, César, Pablo, Santiago y Víctor Hugo, fueron sentenciados a cumplir este papel, al final de cuentas, el fin justifica los medios. Y por cierto es incapaz de rectificar. Bien decía en 1996 el columnista Javier Ponce Cevallos, hoy ministro de Agricultura, a propósito del Caso Putumayo, cuando 11 campesinos torturados y encarcelados por 3 años y medio, acusados injustamente por la muerte de policías y soldados ecuatorianos: “No hay peor tozudez que la que arrastra en su torpeza a otros. No hay peor tozudez que la del Poder, cuando se equivoca, y ese espíritu de infalibilidad le impide reconocer que se equivocó”.

Pero aquí, al parecer, no hay equivocación. La estrategia fue perversa, los 10 jóvenes fueron instrumentalizados para construir el imaginario difuso de una oposición “peligrosa” que justificó la violencia, el control, la militarización, las limitaciones y la ofensa frontal que vivimos durante la Marcha.

Cuando nos preguntamos cómo ha sido posible mantener dilatado un proceso ilegal, ilegítimo e infundado durante tanto tiempo y sin esperanza alguna de justicia, crece la indignación.

Por un lado, el control descarado del poder ejecutivo por sobre el poder judicial y por otro, una política internacional que en el interior se permea de contradicciones. Hacia afuera se vende una imagen de soberanía y revolución, en este sentido y en un acto mediático de gran impacto internacional, se otorgó asilo político a Julián Assange, el futuro expresidente Rafael Correa fue aplaudido y consolidó una plataforma internacional de radicalidad progresista. Hacia dentro, se criminaliza la oposición y la resistencia, las herramientas utilizadas son la descalificación y la construcción de un imaginario de enemigo peligroso y golpista.

En este escenario llega nuestro segundo punto de indignación. Al parecer, los 10 de Luluncoto tienen “bien merecido” este proceso legal infundado por tener vinculaciones con un partido político de oposición. Las indiferencias de la sociedad civil, en sus distintos matices, se han fundado en una serie de odios y resentimientos inducidos por Correa ante el Movimiento Popular Democrático. La estrategia de Correa no se ha limitado a dividir a la izquierda, sino que ha roto solidaridades humanas creando una serie estigmas, prejuicios y descalificaciones.

“No podemos permitir que vuelva la época de las dictaduras”, dice uno de los slogans de la campaña por la liberación de los presos políticos, y es que, observamos la reproducción fidedigna de las prácticas de los regímenes totalitarios. El juzgamiento por un delito tan difuso como “atentar contra la seguridad del Estado”, en medio de un proceso montado fraudulento, carente de evidencias y en el que las irregularidades llegan a lo burdo: allanamiento sin orden, montaje de evidencia, segmentos de la sentencia plagiadas de páginas de internet como taringa y buenas tareas.com, etc.

No es casual que el operativo de este caso se llame: Sol Rojo, tampoco es casual que las evidencias tomadas en el allanamiento familiar, sean objetos que pinten de rojo, de negro, de revolución, de protesta y rebeldía. Esta acción es propia de un régimen totalitario.

Sabemos que el denominador común de los 10 compañeros y compañeras es el de pertenecer a clases populares, familias humildes, en palabras de Eduardo Galeano, ser del grupo de los NADIE. No tienen apellidos Duzac, ni son primos del presidente, tampoco tienen dinero ni la intención de sobornar a los jueces.

Se trata de estudiantes, profesionales, padres y madres de familia quienes altruistas se han mantenido en pie de lucha, dando prueba de valentía, de coherencia y aceptando con fortaleza un proceso violento, atentatorio de su humanidad.

Son los 10 de Luluncoto y sus familias, a quienes rendiremos homenaje este 10 de Diciembre, día Internacional de los Derechos Humanos y día en el que se instalará la audiencia de juzgamiento.

Desde la unidad plurinacional de las izquierdas condenamos las perversidades, la violencia, las agresiones y violaciones de derechos humanos y responsabilizamos al gobierno por la restitución de sus derechos y la reparación integral de los graves impactos psicosociales ocasionados a los detenidos y sus familias.

El caso de los 10 de Luluncoto nos convoca a todos y todas, nos reafirma en la resistencia y la rebeldía. A estos compañeros y compañeras les debemos nuestro compromiso por la construcción de un Estado que mantenga la independencia de los poderes, que garantice justicia en los procesos legales y que respete la pluralidad y libertad de pensamiento y expresión. Rafael Correa, cual patrón de hacienda, piensa que este apresamiento brutal sería aleccionador para mantener callada a la izquierda revolucionaria, se equivocó, las injusticias cometidas contra los 10 de Luluncoto, fortalecen nuestra lucha.

¡Todo para la Patria, nada para nosotros!

* Alberto Acosta es candidato presidencial de la Unidad Plurinacional de las Izquierdas. Su texto ha sido publicado originalmente en la web EcuadorLibre.

11 Comentarios el Solidaridad urgente con los 10 de Luluncoto

  1. ¡Al igual que los chapas que fueron unos “pobres” angelitos el 30-S! Pobrecitos esas indefensas palomas blancas.

  2. POR QUE NO PDES SOLIDARIDAD CON LOS 3 MILLONES DE ECUATORIANOS QUE FUEON ASALTADOS POR LOS BANQUEROS CORRUPTOS, FUERA TRAIDOR, CORREA Y GLASS CUATRO AÑOS MAS.

  3. señor acosta ud. igual al dr. FRAQUESTEIN unio partes de difuntos y creo un monstro y cuando por sus propias palabras acusa a su CREACION de derechisarse ya da a entender que sera MAS radical que su pupilo si ud. ganara que nos espera a los ecuatorianos???

  4. Deberían pedir disculpas al pueblo ecuatoriano estos grupos de izquierdas que por la ansia de un trozo del pastel político apoyaron al actual gobierno y luego si, qué conveniente, se dan cuenta de lo que es en verdad (en el caso de Pachakutik y otros también por el gobierno de Lucio). Luego pedir que su Gólem todopoderoso libere a los garroteros del MPD.

  5. campesino ecuatoriano // lunes 3 de diciembre de 2012 en 17:03 //

    Sí, toda la solidaridad para los diez de Luluncoto, injustamente apresados por el régimen de la “revolución ciudadana” al que usted perteneció y defendió con uñas y dientes; no se rasgue las vestiduras economista Acosta, usted también es culpable de esta perversión; usted, que también se hacía el desentendido frente a los atropellos iniciales de esta farsa revolucionaria. Sí, usted; aunque pertenezca a una familia honorable, aunque usted sea una persona decente y bien intencionada, pero usted es uno de los principales responsables.
    Lo único que me agrada de su “soflama”, es que le diga al “economista” -me refiero al “primer acostista”-; futuro ex presidente -aunque un sátrapa no se merece el honor de que le digan presidente-. ¡Muy bien!; en eso estamos de acuerdo; en lo único.
    Aunque a decir verdad, me supongo que ya se aburrió de llamarlo, casi llegando al éxtasis, ciudadano presidente.
    En fin, vea en lo que nos metió, vea a donde lleva al “Ecuador” toda esta aventura comunistoide revolucionaria; que para bien de todos pronto llegará a su fin.

  6. Quienes se compadecen y apoyan a la delincuencia,se convierten en complices de delincuentes….Y los angelitos del 30-s?…pobrecitos, ellos eran las victimas,..pobres policias..los pajaros les disparaban a ellos…mientras en la radio policial cantaban canciones de navidad!!!…pobrecitos!!

  7. CON CORREA Y GLASS COMO EL CANGREJO PARA ATRAS.

  8. No te hagas el inocente, hijo, tu harías lo mismo, eres de la misma escuela de Hólger.

  9. Uf, que falta de consistencia de larepublica, publicando un texto de Izquierda. Ah no que bruto que soy; mientras hable mal del gobierno el autor puede ser comunista que será bienvenido en larepublica. Próximo artículo: “Solidaridad con Marcelo Rivera.”

  10. ME ENTERE QUE ESTUVO EN ALEMANIA UN BUEN TIEMPO, TIEMPO QUE CREO DESPERDICIO PORQUE NO APRENDIÓ NADA DE ESTE PUEBLO, USTEDES CREIRIAN QUE UN CANDIDATO PRESIDENCIAL ALEMÁN HABLE DE TERRORISTA EN UN EDITORIAL, SERIA PEOR QUE LA CRISIS ECONÓMICA Y ENCIMA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN HABLANDO DE ESTO , YA NO TIENE SANGRE EN LA CARA , ESTO PROVOCO USTED DON ALBERTO O ES UNA ESTRATEGIA CON LOS HONESTOS MEDIOS , COINCIDENCIAS EN PASCUALES, NADIE LES CREE , MEJOR CUÉNTEME UNA DE VAQUEROS, AQUÍ LE DEJO UNAS FRASES AL PURO ESTILO DE LOS MEDIOS QUE SABEN SACAR EN SUS PERIÓDICOS O EN SUS CONTACTOS, “SIEMPRE SE PUEDE CONFIAR EN LOS TRAIDORES NUNCA CAMBIAN” O ESTA ” SI NO ES A LA ENTRADA ES LA SALIDA”

  11. Debemos gratitud al candidato Acosta por este acto público de contrición. Le confiere superioridad frente al candidato- presidente por esa sóla y sencilla condición.

    También nos muestra que ha descubierto, luego de su paso por la vida pública, la dimensión de una ética que desconocía mientras cohonestaba los atropellos de la institucionalidad. (ver: http://ramoshernan.blogspot.com/2012/09/correa-acosta-el-primer-round-fue-en-la.html). ¡Ha descubierto que el fin no justifica los medios! ¡Aleluya compañeritos!

    Ayer miraba para otro lado cuando se atropellaban las constituciones; hoy reclama nuestra memoria para defender la de Montecristi. Ayer obraba de consuno con el poeta Ponce – y los otros menos poetas-; hoy le espeta su incoherencia intelectual.

    Aparte el rescate mnemotécnico de las muchas citas, su talla moral e intelectual se revelan milimétricas. Sólo comparables a la mezquina y ninguna de los varios impugnados. No se encuentran más diferencias.

Los comentarios están cerrados.