Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Libertad de expresión, libertad en cuestión

Víctor Cabezas
Quito, Ecuador

El debate, el dialogo y la expresión son los elementos más importantes para la construcción y perfeccionamiento continuo de conceptos que, por su naturaleza, deben estar en constante evolución. Cuando el Presidente Rafael Correa llega al poder en 2007,  protagoniza un fuerte cuestionamiento no a la libertad de expresión per se, sino mas bien al ejercicio periodístico de  ciertos medios de comunicación; el oficialismo ha criticado la independencia de la prensa privada así como sus faltas a la verdad y a la ética profesional; por otro lado los medios de comunicación sido víctimas de un innegable hostigamiento y deslegitimación por parte del Estado.

Víctor Cabezas

Víctor Cabezas
Quito, Ecuador


Publicidad

El debate, el dialogo y la expresión son los elementos más importantes para la construcción y perfeccionamiento continuo de conceptos que, por su naturaleza, deben estar en constante evolución. Cuando el Presidente Rafael Correa llega al poder en 2007,  protagoniza un fuerte cuestionamiento no a la libertad de expresión per se, sino mas bien al ejercicio periodístico de  ciertos medios de comunicación; el oficialismo ha criticado la independencia de la prensa privada así como sus faltas a la verdad y a la ética profesional; por otro lado los medios de comunicación sido víctimas de un innegable hostigamiento y deslegitimación por parte del Estado.

Más allá de analizar ¿quién tiene la razón?  Considero que es imperativo examinar ¿cuándo empezó el debate? y más allá de eso ¿qué está en cuestión?

Cuando un derecho no genera debate ni se considera en cuestión, se sobreentiende que el mismo tiene capacidad de auto sostenimiento y se ha acoplado adecuadamente a la cotidianidad de los ciudadanos, por ejemplo, no existe mayor discusión en torno a derechos constitucionales como: derecho al voto, derecho a la libre construcción de la personalidad, derecho a la justicia, etc. Son derechos que no están en cuestión porque se encuentran consolidados y acoplados a la cotidianidad de la sociedad.

Ahora, pensemos cuando empieza el cuestionamiento a la libertad de expresión en Ecuador; durante la época de Lucio Gutiérrez, Abdalá Bucaram o Jamil Mahuad, por mencionar unos cuantos ejemplos,  no existía cuestionamiento alguno en torno a la existencia o co-existencia de la libertad de expresión en la sociedad ecuatoriana, nadie hablaba de la misma, los medios ni siquiera la mencionaban, no era un punto de inflexión hacia el debate; sin embargo, pregunto, ¿De verdad sentíamos que en esas épocas existía libertad de expresión en Ecuador? ¿Alguno de los lectores siente que su opinión tuvo apertura en los medios de comunicación y que estos desarrollaban una actividad independiente, responsable y verdaderamente libre?

En un escenario político tan confrontativo con los medios de comunicación, pienso que un elemento muy importante en el debate es analizar cuando se puso en cuestión a la libertad de expresión.

Dejo preguntas abiertas a los lectores para su análisis y termino mencionando que libertades tan imperativas como la libertad de expresión deben estar en constante debate y replanteamiento; quizás el propio cuestionamiento a la misma sea ya la máxima expresión de libertad, como ecuatorianos debemos contribuir a la continua construcción de conceptos y perfeccionamiento epistemológico de  las libertades,  finalizo citando a Augusto Monterroso, lo único malo de llegar al cielo es que de ahí el cielo ya no se ve.