Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Pachakutik y el Gobierno

David Ochoa
Quito, Ecuador

En las elecciones seccionales, la elección se basa más en la solución a problemas cercanos en la provincia, cantón o parroquia. A pesar de ello, puede identificarse que la mayoría de alcaldes pertenecen a sujetos políticos ubicados a la izquierda del espectro político: Alianza País, Avanza, Pachakutik y Partido Socialista. El primer sábado tras las elecciones, el presidente Correa invitó a Pachakutik a integrar el Gobierno Nacional.

David Ochoa
Quito, Ecuador


Publicidad

En las elecciones seccionales, la elección se basa más en la solución a problemas cercanos en la provincia, cantón o parroquia. A pesar de ello, puede identificarse que la mayoría de alcaldes pertenecen a sujetos políticos ubicados a la izquierda del espectro político: Alianza País, Avanza, Pachakutik y Partido Socialista. El primer sábado tras las elecciones, el presidente Correa invitó a Pachakutik a integrar el Gobierno Nacional.

Las 25 alcaldías obtenidas por Pachakutik en 2014, son menos que las que obtuvo en 2009 y, salvo las autoridades de Zamora Chinchipe, no son estratégicas para los proyectos gubernamentales, particularmente en sectores estratégicos. No representan más del 15% de cantones y tampoco son cantones de amplia población. Así que el interés del acercamiento planteado por el gobierno parece explicarse más por la necesidad de reforzar su imagen de izquierda, dentro y fuera del país, así como restar una voz crítica de gran relevancia en la oposición.

Un observador externo, al mirar la historia reciente de Ecuador, pudiera ubicar a la Revolución Ciudadana en el un hilo secuencial de hechos históricos que ubican a los colectivos indígenas en su actual papel en la sociedad, desde los frutos de la misión de Monseñor Leonidas Proaño, pasando por la consolidación de la organización indígena, el levantamiento por los 500 años, la llegada del Pachakutik a los gobiernos seccionales en los noventas y los tres intentos de Pachakutik por alcanzar el poder político a nivel nacional (con Freddy Ehlers y Lucio Gutiérrez, por la vía electoral; y con Antonio Vargas como parte de un triunvirato, por vías extra legales).

En reiteradas oportunidades, Correa ha abierto la puerta a amnistías para Pepe Acacho y otros, en el juicio por incitar a la violencia que terminó en la muerte de Bosco Wisuma, el 30 de septiembre de 2009. Tampoco se ha descartado amnistías para involucrados en los hechos del mismo 30 de septiembre de 2010, en todos los casos, sujeto a admitir la infracción, ofrecer disculpas y la autorización de las personas naturales que sean víctimas o perjudicados de los daños ocurridos.

La propuesta de acuerdo con Pachakutik fue planteada también tras la elección nacional de 2013. Humberto Cholango participó en un evento en apoyo al gobierno de Evo Morales, organizado por el Gobierno en ese año. Tras esa apertura, se realizaron conversaciones, organizadas por Betty Tola, ex ministra y ex integrante de la vertiente mestiza de Pachakutik.

El acuerdo o conversación que Correa plantea, está condicionado a que Pachakutik actualice su dirigencia, para representar las voluntades de las bases que están de acuerdo con un diálogo constructivo entre el Gobierno y el movimiento indígena mayoritario.

Este contexto es el contexto en el que la dirigencia actual de Pachakutik ha resuelto apoyar al asambleísta Clever Jiménez, ante la sentencia que le ha sido impuesta por injurias. Jiménez ha descartado ofrecer disculpas y está siendo investigado por otro posible delito: acceso ilegal a correos electrónicos del Presidente. Pachakutik se plantea ahora recaudar fondos para pagar al demandante Rafael Correa, la indemnización de $ 147.000 que le ha sido fijada en la sentencia contra Jiménez y otros.