Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Congreso de Ecuarunari hace minuto de silencio por muerte de taromenanis

La Confederación de Pueblos de la Nacionalidad Kichwa del Ecuador, Ecuarunari, inició formalmente ayer su IV Congreso, en el Coliseo de la Liga Deportiva Cantonal de Saquisilí, en la provincia de Cotopaxi, con la participación de mil trescientos delegados de los 18 Pueblos Kichwas y Campesinos de las 16 federaciones provinciales.


Publicidad

En la cita, que está presidida por el actual presidente de la Ecuarunari, Delfín Tenesaca, se elegirá la nueva directiva de la organización. La ceremonia empezó con un ritual ancestral de purificación: un yachag (especie de sacerdote andino) se ubicó en medio de pétalos de rosas y frutas y, rodeado de los principales dirigentes indígenas, levantó sus manos que hizo girar hacia los cuatro puntos cardinales, mientras se invocaba a la Pachamama, o Madre Tierra. El ritual terminó con el gruto de “Juyayay (alegría o felicidad, en castellano), por la vida, por la victoria y por los abuelos”, según refiere el portal CotopaxiNoticias.

Al evento asistieron la embajadora de Bolivia en Quito, María Mamami, la jueza constitucional Nina Pacari, y el asambleísta de Zamora, Cléver Jiménez.

El presidente de la Conaie, Humberto Cholango, pidió hacer memoria por los indígenas caídos en las luchas sociales y un minuto de silencio por los indígenas de los pueblos no contactados de la Amazonía ecuatoriana, fallecidos durante los últimos meses por enfrentamientos con los indígenas huaoranis.

“Los dirigentes indígenas podemos tener errores, pero jamás traicionar nuestro proyecto político, jamás con los oligarcas, jamás con los gobiernos corruptos, jamás con los gobiernos perseguidores”, dijo Cholango. “Ahora el Gobierno dice que dialogará con los indígenas buenos, y no con los malos. ¿Quiénes serán los buenos? ¿Quiénes serán los malos? Solo sé que somos valientes y seguiremos luchando. Y jamás nos hemos cerrado al diálogo, jamás hemos tenido una cultura de obstrucción, pero una conversación no es rendición, que no se equivoquen las transnacionales, que no se equivoquen el Gobierno Nacional. Hoy más que nunca necesitamos unidad”, anunció.

También intervino la embajadora de Bolivia en Quito, María Mamani, para pedir el respaldo de la Ecuarunari en la demanda que sigue contra Chile en La Haya, para conseguir la salida hacia el mar para su país.

Delfín Tenesaca fue el último en pronunciar su discurso, con el que declaró inaugurado el cuarto congreso de la Ecuarunari. “Es momento de unirnos, porque somos por naturaleza comunitarios. Es cierto que quieren dividirnos, tal vez no es culpa de ustedes, sino de factores y personas externos, nos quieren ver peleados, pero no les vamos a dar gusto”, manifestó.

Responsabilizó al Gobierno Nacional de los enfrentamientos entre los huaorani y los pueblos no contactados de los taromenane y tagaeri. “Se pelan por porque el Gobierno termina con la vida en la Amazonía, no porque tenga rivalidades ancestrales ni costumbres primitivas, allá están los intereses de las petroleras que quieren saquear la selva virgen. No es salvajismo, jamás los pueblos dejarán de luchar mientras otros quieran saquear sus territorios”, explicó.

Tenesaca expresó su solidaridad con el asambleísta de Pachakutik, Cléber Jiménez condenado (junto a dos personas más) a cárcel, multa y obligación de ofrecer disculpas públicas al presidente Rafael Correa, por injurias contra el Mandatario. “Mientras unos disfrutan de los privilegios del Gobierno, a otros los encarcelan”, dijo el líder de la Ecuarunari.

El congreso eligió como presidenta a la excanciller Nina Pacari y como vicepresidente a Leonidas Iza. Se preveía debatir los proyectos pendientes en la Asamblea, como el de Aguas y el de Tierras, y las últimas divisiones dadas en Chimborazo entre las organizaciones.

* Foto tuiteada por Humberto Cholango. Con texto de CotopaxiNoticias.