Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Venezuela y Colombia reactivan relaciones bilaterales

Caracas, 1 ago (EFE).- La canciller de Colombia, María Ángela Holguín, llegó hoy a Venezuela para reunirse mañana con su par, Elías Jaua, un encuentro en el que se retomarán las relaciones bilaterales con la expectativa de que se alcance la dinámica que existía antes del conflicto diplomático ocurrido hace dos meses.


Publicidad

“Vinimos aquí con varios de los ministros, el día de mañana llegan otros dos ministros y con la expectativa de que podamos retomar la dinámica de las relaciones, la dinámica de la distintas mesas de trabajo”, dijo Holguín a los periodistas que la recibieron en el aeropuerto internacional de Maiquetía que sirve a Caracas.

La canciller señaló que espera que mañana, cuando culminen las reuniones entre las dos delegaciones, se reporten “resultados bien concretos y unas hojas de ruta claras en todos los temas de esta relación”.

Holguín adelantó que entre los importantes temas que se abordarán mañana en la sede de la Cancillería venezolana se cuentan el tema energético, la seguridad, la minería ilegal y la infraestructura fronteriza, entre otros.

“Hay temas que son importantes que hemos venido los dos países teniendo muchos problemas, como es el tema del contrabando (…), el tema de la minería ilegal. Sabemos que los dos países vivimos esto y tenemos que adoptar medidas conjuntas y trabajar conjuntamente”, señaló.

Con la funcionaria, viajó también a Venezuela un grupo de empresarios colombianos, así como los ministros de Minas y Energía, Federico Renjifo; de Transporte, Cecilia Álvarez; de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, y de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, Diego Molan y de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

El ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, llegará mañana a Venezuela para unirse a la reunión, dijo Holguín.

Venezuela y Colombia relanzaron el 22 de julio pasado su relación bajo promesas de “recuperar el tiempo perdido” y de retomar el diálogo bilateral, tras un paréntesis de dos meses en el que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, llegó a acusar al país vecino de desestabilización.

Maduro y el gobernante colombiano, Juan Manuel Santos, protagonizaron entonces un encuentro privado en la localidad fronteriza venezolana de Puerto Ayacucho, en el que buscaron pasar la página al conflicto diplomático abierto en mayo luego de la visita del líder opositor venezolano, Henrique Capriles, a Bogotá.

En esa reunión los dos presidentes coincidieron en destacar la importancia de que ambos países trabajen unidos respetando sus diferencias.

“Nos lo dijimos muy francamente, hay aspectos donde no estamos de acuerdo, tenemos visiones diferentes sobre muchas cosas pero tenemos la inmensa obligación y responsabilidad de trabajar juntos y es lo que vamos a hacer”, indicó Santos.

Maduro señaló por su parte que “separados” ninguno de los dos países tiene futuro y que la vía para una buena relación es el “respeto, la comunicación permanente, la cooperación creciente”.

La reunión limó las asperezas después de que el mandatario venezolano acusara a Colombia de “conspirar” en su contra y de incluso montar un plan para “asesinarlo”, algo que fue calificado por Santos como “descabellado”.

La retórica de Venezuela contra Colombia escaló luego de que a finales de mayo Capriles, que no reconoce el triunfo de Maduro en las elecciones de abril, fuera recibido por Santos en la Casa de Gobierno colombiana cuando realizaba una visita para denunciar el supuesto “fraude” electoral.

Maduro consideró entonces ese encuentro como “una puñalada en la espalda” y llegó a amenazar con retirar su apoyo al proceso de paz que lleva adelante el presidente Santos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Cuba. EFE