Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Líder demócrata califica de distracción la expulsión de diplomáticos de EEUU

Washington, 1 oct (EFE).- El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE.UU., el demócrata Bob Menéndez, calificó hoy de distracción la decisión del Gobierno venezolano de expulsar a tres diplomáticos estadounidenses.


Publicidad

El lunes, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusó a los diplomáticos de alentar planes de sabotaje contra el sistema eléctrico y la economía y su Gobierno les dio un plazo de 48 horas para abandonar el país.

Menéndez dijo, en un comunicado, que la expulsión de los tres diplomáticos “es un claro intento de distraer la atención pública de las crisis política, social y económica que consumen a Venezuela”.

“La drástica caída económica, alimentada por políticas insostenibles y la erosión del espacio político en Venezuela preocupan profundamente”, agregó Menéndez.

También es una clara señal de que el Gobierno de Maduro da prioridad a “distracciones públicas fabricadas”, que son la piedra angular del régimen, por encima de un diálogo serio con Estados Unidos, señaló Menéndez, demócrata por Nueva Jersey.

El lunes, el Comité presidido por Menéndez, aprobó una resolución que insta a un diálogo político en el que el Gobierno de Maduro “debe reconocer a la legítima oposición política del país y comenzar a responder a las preocupaciones de su propia población”, según el legislador estadounidense.

La resolución bipartidista, de carácter no vinculante, aún debe ser votada en el pleno del Senado de EE.UU., pero no se ha programado fecha.

Horas antes, el Departamento de Estado confirmó que recibió la nota diplomática de Caracas en la que se declaraba “persona non grata” a la encargada de negocios de la embajada en Caracas, Kelly Keiderling, y a otros dos diplomáticos.

Pero la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, dijo durante una rueda de prensa que Washington “rechaza completamente su participación en cualquier conspiración para desestabilizar el Gobierno venezolano”.

Asimismo, indicó que, de acuerdo con la convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, el Gobierno de EE.UU. “puede tomar acciones recíprocas” aunque, añadió, “todavía estamos considerando qué acciones tomaremos”.

La expulsión de los tres diplomáticos aumenta las tensiones en las relaciones bilaterales entre EE.UU. y Venezuela, pese a que en junio pasado el secretario de Estado, John Kerry, y el canciller venezolano, Elias Jaua, se reunieron al margen de la Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Guatemala, en un intento de acercamiento.

El viernes pasado, en entrevista con Efe, la secretaria de Estado adjunta para América Latina, Roberta Jacobson, dijo que Estados Unidos está preparado para un diálogo con el Gobierno venezolano, pero “se requieren dos” partes para llevarlo a cabo. EFE