Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Maduro dice que hay pruebas del sabotaje eléctrico

Venezuela (AP) — El presidente Nicolás Maduro denunció el martes que saboteadores provocaron un apagón que dejó un día antes sin suministro eléctrico a la capital y otros 15 estados del centro y occidente del país, un hecho que una vez más dejó en evidencia las debilidades del sistema, pese a las millonarias inversiones que el gobierno ha destinado en años recientes para mejorarlo.


Publicidad

Maduro anunció que tiene pruebas de que el apagón ocurrido la noche del lunes fue consecuencia de un “sabotaje” en el sistema 765, entre las estaciones San Gerónimo y la Orqueta, en el central estado Carabobo.

“Hay planes para dejar sin luz al país”, dijo Maduro en un acto de gobierno transmitido tarde en la noche por la estatal Venezolana de Televisión.

Indicó que de la ruptura de unos conductores, en un desolado paraje de Carabobo, se puede intuir que se buscaba afectar al menos por 24 o 48 horas el Sistema Eléctrico Nacional.

Ya se tiene una “hipótesis muy cercana de cómo pudieron reventar los conductores”, una contingencia que ha ocurrido “por primera vez en 30 años”, días antes de unos comicios municipales, dijo el mandatario, sin dar detalles.

Agregó que el apagón tendría el propósito de crear “zozobra y nerviosismo” de cara a los venideros comicios municipales del 8 de diciembre.

Los venezolanos acuden el domingo a las urnas para elegir 335 alcaldes, 2.435 ediles, 69 representantes indígenas municipales, dos alcaldes metropolitanos y 20 concejales a cabildos distritales. Algunos analistas y opositores consideran que sus resultados mostrarán la supuesta debilidad y merma de apoyo popular de Maduro tras ser elegido en abril pasado.

Las autoridades han negado las afirmaciones de algunos analistas que atribuyeron la falla debido a graves problemas en las líneas de transmisión, que estarían al límite de carga de electricidad , y a la falta de mantenimiento adecuado del sistema eléctrico.

El apagón interrumpió el lunes un acto encabezado por Maduro en el palacio de gobierno, que era transmitido por la televisora estatal.

Una situación parecida ocurrió en septiembre pasado, cuando casi 70% del país resultó afectado por un apagón de varias horas que se generó a consecuencia de una falla en una de las principales líneas de transmisión del centro del país. Maduro atribuyó en esa oportunidad el incidente a un supuesto sabotaje, pero no presentó pruebas.

Luego de esa falla las autoridades acordaron el reforzamiento de la vigilancia militar en todas las instalaciones eléctricas del país, que están bajo el control del Estado desde el 2007.

Durante sus siete meses de gobierno Maduro ha denunciado más de una decena de sabotajes y planes de magnicidio que la oposición ha atribuido a una estrategia del oficialismo para distraer la atención de los venezolanos ante la difícil situación económica que enfrenta el país por la aceleración de la inflación y los graves problemas de desabastecimiento de alimentos y productos básicos como el papel higiénico.

En medio del apagón, la población protestó por la falla eléctrica mediante cacerolazos y fuegos artificiales en algunas zonas del centro y este de la capital.

En 2010 el país enfrentó una severa crisis eléctrica a consecuencia de una sequía que afectó la represa suroriental del Guri, donde se genera la mayor parte de la energía del país. La crisis eléctrica dejó al descubierto una serie de fallas en las plantas y equipos de toda Venezuela, así como problemas de mantenimiento, que obligaron al gobierno a realizar inversiones millonarias para restablecer el servicio.

A pesar de los gastos, las fallas y apagones continuaron en varias regiones del país, lo que llevó al gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez a denunciar en 2012 acciones de “sabotaje” y a ordenar el envío de militares a las instalaciones eléctricas para reforzar la seguridad.