Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Bonil presenta pruebas de descargo

El periodista Xavier Bonilla, autor de las caricaturas que se publican diariamente en El Universo bajo el seudónimo de Bonil, se presentó hoy a las 16h30 a la audiencia en la que debía presentar las “pruebas de descargo” ante la Superintendencia de Comunicación (Supercom) por un dibujo del pasado 28 de diciembre.

Tuiteado por Francisco Alarcón

Tuiteado por Francisco Alarcón


Publicidad

El periodista Xavier Bonilla, autor de las caricaturas que se publican diariamente en El Universo bajo el seudónimo de Bonil, se presentó hoy a las 16h30 a la audiencia en la que debía presentar las “pruebas de descargo” ante la Superintendencia de Comunicación (Supercom) por un dibujo del pasado 28 de diciembre.

Bonil portaba dos enormes lápices y ha solicitado a la Superintendencia que le indique la técnica usada para medir el grado de agitación social que ha provocado la publicación de su dibujo. Su abogado, Ramiro García Falconí, sostuvo que “pedir las pruebas de lo que se dice en  una caricatura, es como solicitar las fuentes bibliográficas de un cacho”.

También intervino en la audiencia el abogado del diario El Universo, quien alegó que el periódico no es responsable de la opinión de sus editorialistas, y que el punto de vista del medio se expresa en el editorial que aparece sin firma en la página de Opinión. Valverde pidió que el diario sea excluido del proceso.

Al terminar la audiencia, Bonil escribió con su lápiz gigante las palabras “Viva la Libertad”.

El Superintendente de Comunicación, Carlos Ochoa, no asistió. En su lugar, actuó un delegado suyo, Bolívar Torres.

El viernes anterior, la Supercom decidió llamar a audiencia a Bonilla por su dibujo donde reseñó el allanamiento a la vivienda del asesor legislativo Fernando Villavicencio.

Según publica El Universo, un reporte interno de la Supercom, firmado por Wilman Sánchez León y Juan Pablo Rojas, indicó que la caricatura de Bonil “deslegitima la acción de la autoridad y apoya a la agitación social”. La resolución que tome la Superintendencia será informada en tres días.

* Fotografía tuiteada por el periodista Martín Pallares, de El Comercio.