Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Chevron obtiene segundo logro judicial contra demandantes

Steven Dozinger, abogado de los demandantes de Chevron, en una fotografía del 21 de octubre de 2003.

Un juez de Gibraltar ha dictaminado que Chevron puede seguir adelante en una demanda de responsabilidad civil en contra de uno de los financistas de los demandantes ecuatorianos en el juicio ambiental que se sustanció en Lago Agrio y por el cual se sentenció a la petrolera al pago de 18 mil millones de dólares en febrero de 2011, según ha revelado hoy la revista Fortune, una división de la cadena de noticias CNN.


Publicidad

El reporte, que está firmado por el periodista Roger Parloff, revela que en su alegato ante el tribunal de Gibraltar, Chevron afirma que uno de los financistas de los demandantes, James Russell DeLeon, conocía y se “hizo de la vista gorda” ante los medios supuestamente fraudulentos utilizados por Steven Donziger, un abogado de Nueva York que ha patrocinado a los demandantes ecuatorianos.

DeLeon, quien ha negado haber actuado mal, no respondió de inmediato a los correos electrónicos enviados por Fortune.

Según Parloff, la disposición de la corte de Gibraltar de conocer la demanda contra DeLeón por “conspiración para dañar” a  Chevron “utilizando medios ilícitos” – podría tener un efecto negativo sobre la disposición de otros para financiar la causa de Donziger.

El 4 de marzo, otro juez, Lewis Kaplan, del distrito de Manhattan, dictaminó que el abogado Steven Donziger había incurrido en violaciones a una ley que pena a los estadounidenses que incurren en  complot para chantajear a las corporaciones estadounidenses. Kaplan emitió restricciones en contra de Donziger y otros que puedan beneficiarse de la sentencia contra Chevron obtenida en Lago Agrio. Donziger ha negado haber actuado mal y ha anunciado que apelará.

El juez de Gibraltar, Christopher Butler, no menciona la sentencia de Kaplan cuando emitió la suya el viernes 14 de marzo.

Pero de lo que se supo en el proceso que se llevó en Manhattan, DeLeon comenzó comenzó a relacionarse financieramente con el caso de Donziger en 2006. También proporcionó, según el fallo del Kaplan, alrededor del 60% del dinero necesario para producir el documental Crude, cuyas tomas sin editar fueron utilizadas por Chevron para sustentar sus acusaciones de fraude.

DeLeon empezó a financiar a los demandantes de Chevron en 2007 a cambio de una participación de lo que se logre obtener en el juicio. Pero su importancia como fuente de financiamiento se incrementó en 2010 y 2011, después que otros patrocinadores del caso lo abandonaran acusando a Donziger de ocultarles la manera supuestamente fraudulenta con que estaba siguiendo el proceso.

El total de cuánto invirtió DeLeon en el juicio y cuál debe ser su participación en lo que se obtenga, no está clara. Pero el juez Kaplan descubrió que en 2010 tenía al  menos una participación del 1.75% de lo que logre obtenerse. Según Chevron dijo en el juicio, DeLeon a invertido al menos 3.4 millones de dólares, pudiendo esas cifra incrementarse hasta 9.2 millones de dólares. Un contador contratado por Chevron dijo en el juicio que creía que la participación actual de DeLeon era de 6%.

Gibraltar es un territorio británico de ultramar localizado en el extremo sur de la península ibéraica, al sur de España. Aunque se considera parte del Reino Unido tiene su propio Parlamento y su propio sistema legal. El señor DeLeon, de origen estadounidense, es actualmente residente de Gibraltar.

Tal vez la decisión judicial más importante en esta nueva resolución judicial es el rechazo al argumento de DeLeon (también sostenido por Donziger ante el juez Kaplan; y por su equipo de abogados ante tribunales de Argentina, Brasil y Canadá, donde están tratando de hacer cumplirla sentencia ecuatoriana) de que los jueces extranjeros no tienen derecho a  cuestionar la validez de una decisión de un juez ecuatoriano, posteriormente confirmado por un tribunal de apelaciones, y por último, por el máximo tribunal de Ecuador, su Corte Nacional de Justicia.

El juez Butler ha declarado que ha encontrado sospechosa la conducta de los tribunales de apelación ecuatorianos. “Si el tribunal de apelación de Ecuador tuvo ante sí algo parecido a las evidencias que me han mostrado, es realmente sorprendente que no haya ordenado una nueva audiencia”.

Según reportó la revista Forbes en 2006, DeLeon integraba entonces la lista de los 400 estadounidenses más ricos, gracias a una compañía de juego en línea, actividad que posteriormente ha sido cuestionada por la justicia estadounidense. Desde 2008, DeLeon vive en Gibraltar.