Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa dice se pagó 6,4 millones dólares para combatir a Chevron

Varios ecuatorianos en una concentración cerca de un tribunal de Nueva York (Estados Unidos). EFE/Justin Lane/Archivo

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, indicó hoy que se pagó 6,4 millones de dólares a una firma estadounidense de relaciones públicas a fin de combatir lo que llamó “arremetida” de la multinacional Chevron, sentenciada por daño ambiental en una parte de la Amazonía local. Informes internacionales de prensa han informado que los accionistas de esa empresa estadounidense son ecuatorianos, y por lo menos uno de sus ejecutivos ha trabajado para un medio de comunicación oficial.


Publicidad

“Tenemos una lucha enorme (…) ante esta empresa corrupta y corruptora de Chevron, domiciliada” en EEUU, dijo Correa al agregar que la petrolera multinacional ha gastado hasta hace un año unos “400 millones de dólares” en empresas de relaciones públicas y abogados por, dijo, “aniquilar a Ecuador, el sistema de justicia”.

En su informe semanal de labores, Correa comentó que, como Estado, también debieron contratar empresas de relaciones públicas y se refirió a la firma neoyorquina MCSquared.

Indicó que han debido contratar a la firma para “defender al país ante esta arremetida criminal de Chevron que tiene empresas de relaciones públicas, centenas de abogados, periódicos, radios, políticos, etcétera, porque financia campañas políticas”, señaló.

Rechazó versiones que circulan en la prensa local en referencia a que se invirtió el dinero para promocionar la imagen del país y mejorar la del gobernante, según reza el contrato que ha sido divulgado.

“No saben lo sensible que es esto y a quienes estamos enfrentando”, indicó al tiempo de asegurar que en los contratos “hay cosas que no se pueden poner taxativamente”.

Subrayó que se contrataron las relaciones públicas en EEUU para “en algo contrarrestar el poder monstruoso de Chevron, que si nosotros tenemos un contrato de 6,4 millones con una empresa, ellos tienen 100 por mucho más y tienen acceso a políticos, a medios de comunicación, etcétera, para destruir a la patria”, insistió.

Correa dijo que el país no se puede quedar “con los brazos cruzados” ante Chevron que tiene a la nación andina demandada “en La Haya por 18.000 millones de dólares, que podrían quebrar al país”.

“Aquí nadie ha buscado mejorar imagen, liderazgo mundial. Estas empresas se han contratado, en estricto apego a la ley, en forma incluso barata para los estándares internacionales, para defendernos de este monstruo que quiere destruir a la patria”, reiteró Correa.

Chevron fue sentenciada en 2013 a pagar 9.500 millones de dólares de indemnización por daños ambientales causados entre 1964 y 1990, cuando Texaco operó en la Amazonía en consorcio con la estatal CEPE, hoy Petroecuador.  Texaco fue adquirida después por Chevron.

La multinacional asegura que la condena impuesta en Ecuador obedece a una supuesta trama de fraude en las cortes del país andino y ha acusado a los abogados que patrocinan a los demandantes ecuatorianos de haber armado un complot para perjudicarla.

En julio pasado se informó desde Washington que documentos divulgados por el sitio web Washington Free Bacon muestran que MCSquared, en cumplimiento de las normativas estadounidenses, reportó sus actividades a favor de un Gobierno extranjero el pasado 3 de julio al Departamento de Justicia de EEUU.

Los documentos entregados al Departamento de Justicia muestran que MCSquared recibió pagos del Gobierno de Ecuador por un total de 6.408.000 dólares entre mayo del 2013 y ese mes de este año.

Los documentos muestran que la firma neoyorquina, de accionistas ecuatorianos, destinó parte del dinero recibido de Ecuador a publicidad en medios de comunicación estadounidenses, como el diario The Washington Post. Otros medios de prensa estadounidense vinculan a MCSquared con la organización de manifestaciones en contra de Chevron en la que se reclutaba a los manifestantes con pago de dinero. Ejecutivos de MCSquared han negado esas vinculaciones.

MCSquared también realizó pagos a otra firma de relaciones públicas, FitzGibbon Media, que contribuyó a sus esfuerzos publicitarios a favor del Gobierno ecuatoriano.

Según los documentos, MCSquared recibió el cometido de “elaborar, proponer y ejecutar”, con el consentimiento del Gobierno ecuatoriano, estrategias para contener, reducir o mitigar los efectos de campañas por parte de organismos internacionales o corporaciones destinadas a dañar la reputación de Ecuador a nivel internacional.

Con reportes de EFE