Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correísmo presenta un frente de izquierda para enfrentar “la restauración conservadora”

Quito, 17 sep 2014.- El Presidente de la República, Rafael Correa, se dirige a los ciudadanos que se dieron cita en la Plaza de la Independencia: Miguel Ángel Romero/Presidencia de la República.

El movimiento oficialista de Ecuador, Alianza País (AP), que lidera el presidente del país, Rafael Correa, se reforzó hoy al crear un frente que dice aglutinar a quince partidos nacionales y locales de izquierda para profundizar en el proyecto político que abandera.


Publicidad

Para reforzar la Revolución Ciudadana, como se conoce al programa político gobernante, la coalición “Unidos” se presentó en un acto multitudinario en el que Correa llamó a las formaciones que lo integran a oponerse a una supuesta “restauración conservadora” que, según él, pretende ganar espacios de poder y que calificó de “más feroz” y “más brutal que nunca”.

El documento constitutivo de la coalición, firmado en el acto por los representantes de las formaciones que lo integran, declara precisamente que sus miembros se mantendrán en “vigilia permanente” para “derrotar la agenda de la restauración conservadora promovida por la oligarquía”.

La derecha, según Correa, pretende llevar al país a un pasado de exclusión, por lo que las fuerzas de izquierda deben unirse para seguir con el trabajo de “cambio radical” iniciado hace siete años, con la llegada al poder de la Revolución Ciudadana.

“La mejor manera de enfrentar a los enemigos de la Revolución es con la unidad”, aseguró el líder de AP, quien consideró que “nadie consecuente de izquierdas puede estar en la oposición”, ya que eso sería “hacerle el juego a la restauración conservadora”.

El mandatario saludó la integración en “Unidos” de movimientos que representan a los indígenas, a los afrodescendientes y a los mestizos y que proceden de regiones del país como la Costa, la Sierra o la Amazonía y señaló que la suma de fuerzas es necesaria para “recuperar bastiones de la revolución ciudadana”.

correa

De izquierda a derecha: Gabriela Rivadeneria, Rafael Correa y Viviana Bonilla.

“Somos más, somos muchísimos más”, aseveró un Correa jaleado por los asistentes, provistos de banderas de color verde, emblema de AP, a quienes arengó con la consigna “los del pasado no volverán”, ovacionada y aplaudida por el público.

Los asistentes y los representantes de las formaciones que integran “Unidos” cerraron filas en torno a Correa con gritos de “reelección”, en referencia a una eventual postulación del gobernante a un nuevo mandato, asunto que dependerá de la aprobación de un conjunto de enmiendas constitucionales que se tramitan en el Parlamento ecuatoriano.

Correa ha advertido en reiteradas ocasiones acerca del avance de una “restauración conservadora” entre cuyos objetivos estaría desestabilizar el proyecto oficialista, pero asegura que está decidido a impedirlo con el apoyo de sus seguidores.

El mandatario ha mencionado los recientes acontecimientos e incidentes violentos en Venezuela como ejemplo de la reorganización de la derecha en la región latinoamericana.

Durante el acto de hoy, la secretaria ejecutiva de AP, Doris Soliz, indicó que la coalición creada hoy obedece a una exigencia del pueblo, por lo que “Unidos pondrá lo mejor de su acción política, de sus ideas para fortalecer este proyecto de cambio y hacerlo irreversible”.

Entre las formaciones que integran el frente “Unidos” se incluyen, entre otros, el Partido Socialista-Frente Amplio, el grupo Avanza, el exmovimiento guerrillero Alfaro Vive Carajo. Todos ellos actúan desde hace varios años en coalición con el oficialismo.

* Con reportes de EFE