Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dudas por obras pese a pacto de prefectos del Guayas y Azuay

La Prefectura del Guayas estaría incumpliendo la ‘mora’ de obra pública que acordó con su par de Azuay, como parte de un proceso amistoso para solucionar el diferendo que ambas provincias mantienen, publica hoy diario El Universo.


Publicidad

Así lo denunció el presidente del Comité Pro Mejoras del recinto Abdón Calderón, Miguel Juca, quien acusó a Guayas de hacer “caso omiso” a lo resuelto el pasado 9 de septiembre.

Ese día, los prefectos Jimmy Jairala (Guayas) y Paúl Carrasco (Azuay) firmaron una carta de intención para tratar de resolver sus conflictos limítrofes a través de una negociación directa (mecanismo previsto en la Ley de Límites Internos).

El documento contiene siete “compromisos”, uno de los cuales sugiere que los gobiernos provinciales se abstendrán de ejecutar obra pública en las áreas no delimitadas hasta que las comisiones técnicas entreguen unos informes.

Juca denunció que la Prefectura del Guayas y la Alcaldía de Balao realizaron trabajos viales la semana pasada.

Aseguró que los habitantes del recinto Abdón Calderón “se van a levantar” otra vez si los equipos no eran retirados en los próximos días. El 4 de septiembre ya hubo incidentes.

La localidad es una de las siete zonas rurales que, según Guayas, le pertenecen a Balao.

Aquellas limitan con los cantones Camilo Ponce Enríquez o Cuenca de la provincia de Azuay, que las reclama para sí.

Guayas y Azuay también registran una indefinición territorial entre Naranjal y Cuenca, en al menos 17 recintos.

Algunos moradores de La Suya, por ejemplo, coincidieron en que la referida Prefectura ejecuta trabajos viales desde hace varios días.

Mariana Morocho, comerciante de 28 años, comentó que empezaron hace 15, y que no han cesado porque, según ella, Guayas arregla constantemente los caminos. Pero Antonio Vicuña, agricultor de 72, indicó que comenzaron este mes pues esa provincia, según él, está empeñada en ganarse a la gente.

Jairala negó que Guayas esté efectuando obras viales en la zona no delimitada de Naranjal, y alegó que quizás lo esté haciendo ese Municipio con equipos que su Prefectura le presta, como parte de un convenio.

Aseveró que lo acordado con Azuay alcanzaba únicamente a Abdón Calderón, en Balao.

Sin embargo, la carta firmada por los prefectos el pasado 9 de septiembre no especifica que la ‘mora’ sería solo en ese punto.

El numeral 3 reza así: “Convenir en que mientras trabajen las comisiones técnicas y no se cuente con un informe previo de estas, los equipos de las prefecturas de Guayas y el Azuay únicamente y de manera conjunta levantarán un diagnóstico de las necesidades básicas insatisfechas que requieren las poblaciones asentadas en los territorios indefinidos”.

Jairala y Carrasco explicaron entonces que esto significaba no ejecutar obra pública.

El pasado jueves, este Diario constató que dos tramos de los caminos que unen a ciertos recintos en disputa eran lastrados: las vías La Suya-Jesús del Gran Poder-Putucay y Abdón Calderón-San José del Recreo.

Para ello se usaban máquinas como volquete, moto niveladora, rodillo o retroexcavadora. Algunas exhibían el logo de la Prefectura del Guayas.