Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lenin Moreno no cree que Bonil haya querido afectar al Tin Delgado

GINEBRA (SUIZA), 18/10/2014.- Fotografía del 26 de septiembre de 2014 del enviado especial del secretario general de la ONU para temas de discapacidad y accesibilidad, Lenin Moreno, durante una entrevista en el Palacio de las Naciones, sede de la ONU en Ginebra (Suiza). EFE/STR

El exvicepresidente Lenin Moreno se refirió este martes a la política ecuatoriana y dijo que “le falta de todo, empezar a tener un poco más de dignidad, un  poco más de honor, entre eso, le falta bastante humor. Siempre el humor será una poesía que nace de un espíritu sin odio”.


Publicidad

“El humor es la broma fina, es el apodo fino, es el chiste fino. No hay que confundir humor con la comedia burda, con el apodo, con el calificativo grosero. El humor es un canto a la vida, es una flor que crece sobre terreno escabroso. En algún momento está a la expectativa de cumplir con una función maravillosa como lo ha hecho también a través de la historia”, mencionó.

Según Moreno, “el humor parte de la tolerancia y el respeto. Jamás me gustó el humor de Charlie Hebdo. Sin embargo, bajo ninguna circunstancia eso justifica la agresividad y la criminalidad. Pero no es un humor que a mí de forma particular me guste”.

El exvicepresidente habló de la caricatura de Xavier Bonilla ‘Bonil’ sobre el asambleísta Agustín Delgado y agregó que fue de “mal gusto” pero que no cree que Bonil haya tenido la intención de afectar al legislador.

“He seguido como aficionado al humor que soy la trayectoria de ‘Bonil’, me gustan mucho sus caricaturas, creo que en este caso jamás en la vida existió la intención de afectar socialmente y humanamente al Tin Delgado, creo que fue una caricatura de mal gusto y considero que fue un acto de caballerosidad haber pedido las disculpas respectivas“, manifestó.

Moreno agregó que a quien sí hubiera sancionado sería  “al asesor al que se le ocurrió escribirle un discurso en un idioma diferente, en una terminología diferente a la que tan maravillosamente practica nuestra comunidad afroecuatoriana, que yo la prefiero llamar comunidad negra”.