Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La marcha indígena ya está en El Arbolito

Los dirigentes de la marcha indígena en el parque de El Arbolito, la noche del 12 de agosto de 2015. FOTO API / JAVIER CAZAR

La marcha indígena se encuentra ya en el parque de El Arbolito, el lugar tradicional donde han acampado en anteriores levantamientos. Los marchantes, que han recorrido cientos de kilómetros desde hace 10 días para pedir cambios al gobierno de Rafael Correa, entró hoy a Quito, donde sus participantes se sumarán mañana a un paro convocado por organizaciones gremiales. Su principal exigencia es el archivo del proyecto de enmiendas constitucionales, que plantean la reelección indefinida.


Publicidad

El parque de El Arbolito se encuentra a la entrada del centro histórico de Quito, sector donde también se sitúa la sede del Ejecutivo, en cuyas afueras grupos sociales y organizaciones indígenas que apoyan a Correa realizan una vigilia. También hay un alto número de marchantes que todavía se encuentran a la altura de la Plaza de Santo Domingo, en el centro histórico.

“No queremos desestabilizar al Gobierno; queremos que escuche, queremos que entienda”, dijo a la televisión Ecuavisa Agustín Cachipuembo, representante del pueblo Cayambi.

Sin mencionar cuántos manifestantes llegaron a la capital, el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), Jorge Herrera, dijo en una rueda de prensa que a lo largo del recorrido, iniciado en una provincia amazónica, han tenido en las calles el apoyo “de más de 100.000 personas”.

El presidente de la Conaie también dijo que la marcha indígena no busca desestabilizar al Gobierno y apuntó que no caerán en “trampas” que eventualmente provoquen algún tipo de violencia.

En este sentido el dirigente indígena Carlos Pérez denunció la existencia de infiltrados en la marcha y anunció que llevarán el caso a la justicia.

Herrera insistió hoy en que entre las reivindicaciones de la marcha está que se archiven las enmiendas constitucionales que estudia la Asamblea, entre ellas la de la reelección indefinida del presidente y otros cargos de elección popular.

Mientras la marcha ingresaba por el sur de Quito, otro grupo de indígenas avanzaba por el norte del país para sumarse también al paro del jueves.

Al mismo tiempo grupos afines al Gobierno, cuyos portavoces plantean un diálogo para debatir el tipo de sociedad que quieren los ecuatorianos, se manifestaron hoy en Quito.

Rodrigo Collahuaso, legislador por el movimiento oficialista Alianza País y dirigente de una Coordinadora de Movimientos Sociales, aseguró en una rueda de prensa que respetan “todo tipo de movilización” y defendió la que lideró hoy en apoyo “al diálogo social”.

En la misma rueda de prensa, Luis Zimbaña, del grupo “Amaru”, remarcó que los grupos que apoyan al Ejecutivo saldrán a las calles a defender la “Revolución Ciudadana”.

“Estamos en alerta, vigilantes de este proceso y, de hecho, estaremos donde tengamos que estar para defender” al Gobierno, dijo.

Por otra parte, Pablo Serrano, presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), rechazó hoy el llamado del Gobierno al diálogo pues, en su opinión, “no existe ningún diálogo porque lo que han hecho es reunirse entre ellos”.

El FUT es uno de los convocantes al paro de actividades previsto para mañana, día en que Correa ha pedido a sus correligionarios responder con más trabajo.

Correa, que estaba hoy en Suriman en la investidura de Desi Bouterse para su segundo mandato consecutivo, dijo el martes que no es una coincidencia que sean los gobiernos progresistas de América Latina los que afronten este tipo de protestas de la oposición. Se tiene previsto que el presidente Correa retorne esta noche al territorio ecuatoriano, lo cual todavía no ha sido confirmado por la Presidencia de la República.

“¿Cuándo se ha visto a un gobierno de derecha enfrentando este tipo de protestas?”, se preguntó el mandatario, que ha denunciado desde hace varios meses supuestos afanes desestabilizadores por parte de grupos de poder del país y del exterior.

Correa ha afirmado que las protestas de indígenas y sindicatos, supuestamente, le hacen “el juego a la derecha” política del país, extremo negado por los dirigentes de la Conaie y las centrales obreras. EFE/Redacción. [I]

QUITO 12 de agosto DE 2015 En el parque del Arbolito, en Quto, se reunieron los marchantes, de los movimientos sociales, de cara a la protesta anunciada para este 13 de agosto de 2015 FOTO API / JAVIER CAZAR

QUITO 12 de agosto DE 2015
En el parque del Arbolito, en Quto, se reunieron los marchantes, de los movimientos sociales, de cara a la protesta anunciada para este 13 de agosto de 2015 FOTO API / JAVIER CAZAR

Indígenas marchan hoy, miércoles 12 de agosto de 2015, por las calles de Quito (Ecuador), para pedir rectificaciones a ciertas políticas del gobierno de Rafael Correa en Quito (Ecuador). La marcha indígena entró hoy a Quito, el destino final en la caminata que comenzó hace diez días y que se sumará mañana a un paro convocado por organizaciones gremiales. EFE/José Jácome

Indígenas marchan hoy, miércoles 12 de agosto de 2015, por las calles de Quito (Ecuador), para pedir rectificaciones a ciertas políticas del gobierno de Rafael Correa en Quito (Ecuador). La marcha indígena entró hoy a Quito, el destino final en la caminata que comenzó hace diez días y que se sumará mañana a un paro convocado por organizaciones gremiales. EFE/José Jácome

Marcha indígena en el sur de Quito. Foto: @MarchaEC

Marcha indígena en el sur de Quito. Foto: @MarchaEC