Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Alcalde Nebot llama a equilibrio y sensatez frente a crisis

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot. Foto: API

Guayaquil.- El alcalde Jaime Nebot hizo un llamado al equilibrio y a la sensatez frente a la actual crisis nacional. Lo hizo durante el programa radial “El Alcalde y la comunidad”.


Publicidad

Al opinar sobre la actual situación política en el país, bogó por el equilibrio y la sensatez. La democracia –afirmó- no es simplemente ganar elecciones, es comportarse como demócrata y eso es respetar los criterios ajenos con discrepancias sin excluir a las personas. 

“Lo otro –observó- conducirá a la república, desgraciadamente, a momentos que son muy negativos, sobre todo en una situación donde la parte económica, la parte fiscal, la parte financiera está atravesando por serio problemas”

Estos problemas, sintetizó, son un estado sobredimensionado, con un sector publico sobredimensionado, muy grande, ajeno a la realidad de la necesidad del Ecuador. A lo que agregó la caída estrepitosa del petróleo ecuatoriano que está bajo los 40 dólares, todavía en los 35 altos, pero presupuestados a 79, casi 80 dólares en el presupuesto nacional.

Endilgó al gobierno una guerra contra la confianza, contra la tranquilidad, contra aquello que permite invertir. La inversión, dijo, genera producción, la producción genera empleo, crecimiento económico, también genera tributos para el Estado.  

“Si no se comprende que cuando estas tres bases del desarrollo del país están afectadas y se las afecta todavía más, sobre todo esta última, y creo que lo que yo digo respecto al ambiente que vivimos no es ninguna exageración, es cuestión de preguntarle a la gente cómo ve la situación, qué cree que va a pasar en el país, si está invirtiendo, si está creciendo, si hay despido o no hay despido, eso le va a hacer muchísimo daño a los ecuatorianos. Hay momentos en que las cosas deben solucionarse buscando en realidad la verdad, enrumbando al país hacia el progreso y no al desastre”.

Respecto al 2016, anticipó una reducción en las asignaciones municipales que tienen que ver con el petróleo, pero que no afectará a Guayaquil mayormente, gracias, dijo, a una ley que distribuye estas rentas que favorece a las ciudades pequeñas en desmedro de las grandes.

“Pero como las leyes son así, las ciudades grandes fueron normalmente afectadas por la distribución de la renta petrolera, entonces, ahora que eso se va a rebajar, en realidad no significa un gran deterioro en el presupuesto municipal de Guayaquil y nosotros sabremos compensarlo de otra manera y también reorientar en el año 2016 lo que hacemos, pero como hemos administrado con prudencia y lo seguiremos haciendo yo no anticipo ninguna paralización de obras ni incumplimiento de metas en Guayaquil”.

La Manga del Cura pertenece a la provincia del Guayas

El alcalde guayaquileño también definió claramente su postura respecto a la determinación política de la población La Manga del Cura, disputada entre las provincias del Guayas y Manabí. Al respecto afirmó: “Soy guayasense y creo que La Manga del Cura pertenece a la provincia del Guayas”.

 Esto –dijo- sin menoscabar el derecho del pueblo a decidir lo que crea conveniente, pero aclarando que como alcalde de la capital de la provincia del Guayas “he puesto mi firma como corresponde, como lo han hecho todos los alcaldes de la provincia, sin perjuicio de sus ideologías o banderías políticas, a favor de reivindicar los derechos de la provincia en La Manga del Cura”.

 ___

(I)