Ecuador. jueves 21 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Primera condena de odio racial en Ecuador, contra oficial del ejército ecuatoriano

Audiencia de juicio de Michael Arce, junto a su abogado Juan Pablo Albán y la fiscal Gina Gómez de la Torre. Foto de la BBC de Londres.

Quito.- Después de una lucha judicial de cuatro años, Michael Arce obtuvo justicia en el caso de odio racial del que fue víctima por parte de un teniente del Ejército del Ecuador. Arce entró a las filas militares con el propósito de convertirse en el “primer general negro” del país, lo cual no ocurrió.


Publicidad

La Corte Nacional de Justicia, anteriormente, declaró la nulidad de la sentencia de segunda instancia y ordenó que el caso regresara a la Corte Provincial de Pichincha para que se resuelva, esta vez, de forma motivada y valorando la prueba aportada por la Acusación Particular y la Fiscalía. Es por eso que la Corte Provincial, acatando lo ordenado por los jueces nacionales de respetar el debido proceso, condenó a un oficial de la Escuela Superior Militar por el delito de odio racial en contra de Arce.

Desde que Michael Arce ingresó al Ejército fue objeto de una serie de hostigamientos en virtud de que él es un afroecuatoriano, por cuanto se le maltrató física y psicológicamente: no le daban su comida o le obligaban a comer en el piso, le aplicaban baños de agua fría, le ordenaban hacer guardia por periodos prolongados de forma injustificada, le obligaban a nadar antes de las guardias y no le permitían cambiarse de ropa por prendas secas, le obligaban a boxear con cuatro o más soldados a la vez. Según los peritajes, Arce tiene todavía señas de su fractura en la nariz y de los golpes que recibió.

El hostigamiento psicológico incluía insultos que pretendía asociar ciertos comportamientos al origen racial, como “negro vago”, lo cual está considerado como uno de los niveles más brutales del racismo psicológico porque normaliza la discriminación y la incorpora al lenguaje coloquial. Además, en los insultos también había lenguaje con discriminación de género, como cuando le decían que es “menos que una mujer”. 

El Dr. Juan Pablo Albán, abogado de Arce, explicó en su cuenta de Twitter -y así lo recogió la BBC de Londres- que se trata del primer caso de odio racial que obtiene sentencia en el Ecuador. Esto constituye un logro para el Consultorio Jurídico Gratuito de la Universidad San Francisco de Quito que acogió e impulsó el caso de Arce.

Michael Arce no pidió indemnización, la Corte condenó al teniente que lo hostigó solamente al pago de costas procesales, además de 5 meses y 4 días de privación de libertad. También se ordenó a la Escuela Superior Militar pedir disculpas públicas, en una ceremonia militar. Las Fuerzas Armadas del Ecuador deben publicar la sentencia en su portal web y en medios de difusión oficial.

Un tribunal de Ecuador condenó a un oficial de la Escuela Superior Militar (Esmil) de Ecuador por el delito de odio racial contra el joven afrodescendiente, infomó la Fiscalía. (I)