Ecuador. Lunes 29 de agosto de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Anticorrupción dice que Gobierno pagó 50 veces valor catastral por terrenos de El Aromo

Rueda de Prensa de la Comision Anticorrupcion, sobre supuestas irregularidades en la adquisición de los terrenos donde se instalará la refineria del pacifico. En la foto:Byron Celi, Ramiro Roman, Julio Cesar Trujillo, Jorge Rodriguez, Maria Arboleda, Simon Espinoza, Isabel Robalino.(IZQ-DER). APIFOTO/JUAN RUIZ

La Comisión Anticorrupción, encabezada por el jurista Julio César Trujillo, ha denunciado ante el Fiscal General del Estado, Galo Chiriboga, que el terreno sobre el que se inició la construcción de la refinería del Pacífico, ubicado en la zona de El Aromo, cerca de Manta, fue adquirido en 6.7 millones de dólares, en diciembre de 2009, cuando el avalúo catastral del terreno era de 121.275 dólares.

Publicidad

La comisión pidió que se investigue a la entonces ministra de Ambiente, Marcela Aguiñaga, al exalcalde de Montectristi, Washington Arteaga; al entonces presidente del Directorio de la Refinería del Pacífico, Contralmirante Luis Jaramillo, y al exgerente de la Refinería, Carlos Proaño.

En los terrenos se realizaron obras civiles a un costo superior a los 1.200 millones de dólares. La constructora brasileña Norberto Odebrecht tiene dos contratos por 500 millones. La construcción de la refinería se encuentra paralizada.

En la tarde, la exmininistra de Ambiente, Marcela Aguiñaga, actual vicepresidenta de la Asamblea Nacional, ha difundido en Twitter que el Ministerio de Ambiente no intervino en la transacción, “ni en el establecimiento de un rubro a pagarse por la propiedad, ni en la adjudicación de contratos relacionados a esta Refinería.

El exgerente de la Refinería del Pacífico, Carlos Proaño, citado por el sitio El Comercio, ha respondido que él fue posesionado el 18 de enero del 2010, semanas después de que se adquiriera el terreno. Ha añadido que pese a que PDVSA tenía en su presupuesto un monto de USD 13 millones para comprar el terreno, el Contralmirante Jaramillo negoció para que este monto se redujera a la mitad.