Ecuador. Lunes 24 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Nebot advierte que va a combatir un puerto monopólico en Posorja

Alcalde Jaime Nebot, en una captura de pantalla el 18 de mayo de 2016.

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, ha declarado esta mañana que va a “combatir, con firmeza y decisión” lo que describió como “un proyecto monopólico” para la construcción de un puerto de aguas profundas en Posorja, cuya concesión a la empresa DP World, se negocia con el gobierno nacional.


Publicidad

“Toda la inversión nacional o extranjera, especialmente aquella de la magnitud que se va a hacer en Posorja es, no solo bienvenida, sino necesaria. Pero los monopolio son inaceptables”, ha dicho Nebot en una cadena de radio que se transmite los miércoles, “Los puertos son complementarios, competitivos y de esa complementariedad, esa competencia, debe beneficiarse el usuario. El usuario se perjudica cuando no hay competencia. Pretender que no se drague el canal, por el cual actualmente sale el 84% de la mercadería no petrolera del país, es una pretensión. Yo estoy seguro de que no habrá gobierno que se preste para eso ni habrá tolerancia alguna por parte de los ciudadanos y las autoridades. La intención era que vengan a competir, no a liquidar los puertos existentes. Imagínese usted hoy día, con la crisis de flete naviera que hay, donde parece mentira, pero cuesta menos llevar una carga por agua desde la China a Guayaquil, que por tierra desde Posorja a Guayaquil…”

Según se ha reportado, una de las condiciones de la empresa DP World para la construcción del de Posorja, es prohibir al Puerto de Guayaquil que drague el canal de acceso.

“Aquí las pretensiones monopolistas, llámese DP World, llámese como se llame, las vamos a combatir, con la misma firmeza y decisión con que empujamos, precisamente para que no existan empresas oligopólicas, la construcción del Puerto de Posorja, cuyo fin es bueno, siempre que sea un puerto complementario y competitivo con los demás. Un monopolio es simplemente inaceptable, ética y jurídicamente, además de ser inconveniente para los guayaquileños”, ha dicho Nebot. (I)