Ecuador. Miércoles 28 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La desilusión de Unidos Podemos saltó el charco hasta Ecuador

Pablo Iglesias, candidato de Podemos a la presidencia de España, en Quito.

Quito, (EFE).- La desilusión de la formación Unidos Podemos por los resultados de las elecciones generales de hoy llegó también a Ecuador, donde un círculo del colectivo esperaba otras cifras.

Publicidad

Un grupo de activistas formó hoy cuartel en una sede política de un partido de izquierdas en Quito para seguir de cerca, por ordenador y televisión, las incidencias de la jornada electoral.

Al final, trozos de pizza, refrescos vacíos, caras largas y ojos cansados quedaron en la mesa en la que varios españoles que forman parte de este círculo político esperaban más.

Alex Flores, un ecuatoriano que emigró a España en el pasado pero que volvió a su país, forma parte de ese grupo.

“Ahora nos toca seguir trabajando por la coalición” y por las “circunstancias difíciles de la comunidad española en el exterior”, señaló Flores a Efe tras reconocer que la vigilia para seguir la jornada electoral fue larga.

Los resultados “no han sido los esperados, los más satisfactorios, pero siguen siendo importantes para Podemos y la coalición”, agregó y dijo: “Hay que ver cuál es la reacción del Partido Socialista” Obrero Español (PSOE).

“Ellos tiene la llave para poder formar un gobierno progresista”, apuntó y remarcó que para él, el resultado de la coalición de izquierdas “no es una derrota, de ninguna manera”.

De su lado, Javier Moreno, un español que reside en Quito y que también forma parte del círculo de Podemos, coincidió con la desazón que dejó en su formación los resultados, pero aseguró que el círculo seguirá trabajando en favor de los intereses de sus compatriotas dentro y fuera de España.

“Queda todavía mucho trabajo por hacer”, aunque “se han dado muchos pasos importantes en los dos últimos años” dijo y recordó que la comunidad española en Ecuador hasta hace un par de años “estaba en torno a los 3.000 compatriotas”, pero que “ahora mismo hay prácticamente 49.000”. EFE (I)

Publicidad