Ecuador. Miércoles 7 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Asamblea aprueba resolución de solidaridad con Julian Assange

En esta imagen sin fechar, distribuida por Sunshine Press el 10 de mayo de 2016, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, posa con un gato en la embajada de Ecuador en Londres. (Sunshine Press/Wikileaks via AP)

La Asamblea Nacional (Parlamento) de Ecuador aprobó hoy una resolución de solidaridad con el fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, asilado desde hace cuatro años en la embajada ecuatoriana en Londres, lo que ha impedido ser extraditado a Suecia, donde es requerido por la justicia.

Publicidad

La resolución, impulsada por la oficialista María Augusta Calle, fue aprobada por 83 de los 105 asambleístas del unicameral Parlamento ecuatoriano, informó en un comunicado el ente legislativo.

La declaración de solidaridad con Assange advierte que en los más de cuatro años que el activista australiano ha permanecido en la legación diplomática ecuatoriana en Londres, se le ha impedido su derecho a libre movilidad.

Asimismo, la resolución de la Asamblea de Ecuador asegura que exigirá al Reino Unido y a Suecia que “cumplan lo declarado” por el sistema de derechos humanos de Naciones Unidas que, a principios de febrero, concluyó que la reclusión del informático es “arbitraria”.

La Asamblea también solicitará a la Fiscalía de Ecuador que toda “diligencia a coordinarse con el Reino Unido y Suecia se enmarque en lo que establece la Declaración de Derechos Humanos”.

Assange fue detenido en Londres el 7 de diciembre de 2010 a petición de Suecia, que lo reclama por delitos sexuales de los que no ha sido acusado, aunque solo uno de los cuatro iniciales sigue vigente.

El fundador de WikiLeaks niega esos hechos, por los que no ha sido interrogado, y rechaza la entrega, pues cree que Suecia le extraditaría a Estados Unidos, donde podría afrontar un juicio militar y una eventual condena a la pena de muerte por las revelaciones de su portal.

Tras perder la batalla legal en el Reino Unido, Assange se refugió el 19 de junio de 2012 en la embajada de Ecuador, país que le concedió asilo, pero Londres ha rechazado darle un salvoconducto diplomático para ir a Quito y la Policía británica lo vigila para detenerlo si pone un pie fuera de la sede diplomática ecuatoriana.

La legisladora Calle, en el debate parlamentario dado hoy en Quito, aseguró que existe una fuerte evidencia de que la vida de Assange correría peligro a causa de la información divulgada por WikiLeaks a través de cables diplomáticos sobre espionaje y manejo oscuro de varios Gobiernos como el de Estados Unidos.

“Los tribunales de Suecia le negaron la oportunidad de defenderse al impedirle que declare. Eso es persecución y bajo esa premisa toda persona tiene derecho a solicitar asilo en cualquier país del mundo”, dijo Calle.

Otro legislador ecuatoriano, Diego Vintimilla, enfatizó en que no debe haber cortapisas al cumplimiento absoluto y radical de los derechos humanos, tras justificar la resolución de solidaridad con Assange.

“No tiene ninguna acusación formal, tres de las cuatro causas ya no tienen validez. Más allá de los argumentos políticos, esta resolución es una convocatoria a cumplir los convenios y tratados internacionales, es un llamado a que los países cumplan sus compromisos; no es la defensa de Julian Assange, es la defensa de los derechos humanos”, concluyó Vintimilla. EFE (I)

Publicidad