Ecuador. Miércoles 28 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuador reitera su apoyo al interrogatorio a Assange el próximo 17 de octubre

El canciller ecuatoriano, Guillaume Long, reiteró hoy la colaboración por parte de el Gobierno ecuatoriano en lo que será el primer interrogatorio al fundador de Wikileaks, Julian Assange, el próximo 17 de octubre, en Londres.

Publicidad

Long, quien se encuentra en Nueva York para representar a su país en la Asamblea General de Naciones Unidas, aseguró que la Fiscalía de Ecuador está en proceso de definir quién será el mediador ecuatoriano que participará en el interrogatorio a Assange.

El ministro aplaudió que finalmente las autoridades suecas hayan decidido tomar las declaraciones del fundador de Wikileaks, quien lleva cuatro años como asilado político en la embajada de Ecuador en Londres.

“Durante cuatro años, la Fiscalía sueca se negó a hacer este interrogatorio, finalmente llegó y Ecuador ha acogido este pedido”, dijo el canciller ecuatoriano en una entrevista con Efe.

Long explicó que la colaboración entre las Fiscalías de Suecia y Ecuador es parte de un acuerdo entre ambos órganos legales y que se trata de un mecanismo recurrente en materia de justicia internacional.

Miembros de la Fiscalía sueca se trasladarán hasta la embajada de Ecuador en Londres para interrogar a Assange.

“Por fin nos dieron la razón, pero qué pena que nos hayamos demorado cuatro años, más de mil días con el señor Assange viviendo en una situación muy precaria en nuestra embajada”, lamentó Long.

El canciller ecuatoriano confirmó que la salud de Assange, quien es acusado de delitos sexuales, se ha visto afectada por el acoso que recibe por parte de las autoridades.

“Son unas condiciones muy difíciles, es una embajada totalmente acechada; una embajada que vive en un estado de sitio”, dijo.

Agregó que la sede diplomática ecuatoriana cuenta con espacio limitado y que esto, sumado al clima frío de una ciudad como Londres, son otros de los factores que han mermado la salud de Assange.

El Gobierno ecuatoriano, sin embargo, se mantiene firme sobre la vigencia del asilo político mientras el activista australiano respete las normas establecidas por la Convención de Caracas.

Según el canciller Long, Julian Assange “hasta ahora las ha cumplido a cabalidad”, añadió.

El titular de Exteriores fue enfático al reiterar el apoyo a Assange, alegando que, para Ecuador, el proceso judicial en contra del australiano tiene un tinte político.

Sin embargo, se rehusó a explicar los motivos exactos que sustentan esta posición.

“Yo estoy cada vez más seguro que, de hecho, se trata de un caso de persecución política”, dijo Long.

Assange, quien se refugió en la embajada de Ecuador tras perder un proceso legal en Londres contra su extradición a Suecia, consideró que si era entregado al país escandinavo este lo podría extraditar a EE.UU., donde teme ser condenado hasta con pena de muerte por haber filtrado información clasificada de ese país.

En la entrevista con Efe, en una sala de Naciones Unidas en la víspera de que comience el debate de alto nivel de la Asamblea General de la ONU, Long reiteró la posición política de combatir los paraísos fiscales.

Long confirmó que el 30 % del producto interno bruto de Ecuador -alrededor de 30.000 millones de dólares- se encuentra escondidos en paraísos fiscales, por lo que combatir los capitales sin rostro es una prioridad.

El Gobierno ecuatoriano planea efectuar un referéndum nacional en el que se consulte si están de acuerdo en que se prohíba que los servidores públicos mantengan dinero en paraísos fiscales.

En caso de ganar el sí, aquellos que tengan dinero en estos países tendrán plazo de un año para retirarlos.

Para Long se trata de “un pacto ético nacional”. EFE (I)

Publicidad