Ecuador. lunes 25 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lenín pregunta si alguien se va a tragar que Odebrecht paga sobornos recién desde 2007

Lenín Moreno, en un encuentro con empresarios en Guayaquil, el 22 de diciembre de 2016.

El candidato presidencial oficialista, Lenín Moreno, se ha pedido a la justicia norteamericana que entregue toda la información sobre las revelaciones de que la compañía brasileña Odebrecht pagó 33.5 millones de dólares en sobornos entre 2007 y 2016, según reveló ayer el Departamento de Estado de los Estados Unidos.


Publicidad

“En este momento, yo he pedido a la justicia norteamericana que nos entregue toda, toda, toda la información de Odebrecht. Por una razón. No la queremos dosificada. ¡Toda! Odebrecht está en el Ecuador desde 1987. ¿O sea que se volvió corrupta desde el 2007? ¿O sea que empezó a dar coimas en el 2007? Hay alguien que se va a tragar y va a comulgar con esa rueda de molino. Entonces necesitamos verdad, transparencia, honestidad por parte de los gobernantes. Es fundamental que haya un verdadero empeño en tratar de detectar la corrupción. Hay que hacer una cirugía mayor. Y no digo en qué instituciones nomás porque no quiero que estén advertidas. Pero vamos a ingresar a hacer una cirugía mayor en las instituciones en las que presumimos que existe corrupción”, dijo Moreno en una reunión con empresarios.

El informe del Departamento de Justicia de los Estados Unidos indica que en Ecuador, entre 2007 y 2016, la constructora Odebrecht hizo pagos corruptos por valor de más de 35,5 millones de dólares a “funcionarios del Gobierno”, lo que le generó unos beneficios de más de 116 millones de dólares.

Odebrecht volvió a ser contratista del Estado ecuatoriano en julio de 2010, después de que en 2008 nel Gobierno “le exigiera el resarcimiento y compensaciones económicas por los perjuicios ocasionados” en el caso de la central hidroeléctrica San Francisco.

Después de 2010, el Gobierno ejecutó con Odebrecht los proyectos “Daule-Vinces”; “Manduriacu”; “Preparación de terrenos de la refinería del Pacífico”; “Acueducto La Esperanza” y “Poliducto Pascales-Cuenca”, obras en fase de cierre y “auditadas por la Contraloría” General del Estado “en sus aspectos técnicos y de ejecución”, agrega la información.

En la actualidad, la firma brasileña no tiene obras pendientes con el Estado, señala.

  • Con reportes de EFE