Ecuador. miércoles 22 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cartas a Jorge Glas iban a manos de Ricardo Rivera, según El Telégrafo

Ricardo Rivera ingresa a Fiscalía General por caso Odebrecht. FOTO API.

Con un mismo itinerario de envío y entrega, empresarios hacían llegar cartas y pedidos de inversión al vicepresidente de la República, Jorge Glas, que luego aparecían en poder de Ricardo Rivera, su tío y uno de los principales sospechosos en la instrucción fiscal que busca revelar la red de corrupción de Odebrecht en el Ecuador, informa Diario El Telégrafo.


Publicidad

Copias de estas misivas son parte de las pruebas que entregó Alfredo Alcívar, testigo protegido y quien supuestamente era el hombre de confianza de Rivera mientras trabajó en Televisión Satelital. Él aseguró a la justicia que sabía las contraseñas de los teléfonos y correos de Ricardo Rivera, por eso tuvo acceso a la documentación que guardaba. Alcívvar sacó copia de los correos electrónicos y de fotografías que estuvieron guardadas en la memoria de los teléfonos celulares del tío de Glas.

Luego entregó esos archivos a la Policía y a la Fiscalía. En el desarrollo de la instrucción, Criminalística de la Policía analizó esos archivos y detectó cuatro fotos (capturas de pantalla) de las cartas que empresarios nacionales y extranjeros remitieron al Vicepresidente, durante este 2017, tras ganar las elecciones.

José Conceição Santos junto a Ricardo Rivera, tio de Jorge Glas.

La primera de ellas fue del consorcio ‘CCA Panamá Corp’, que buscaba presentarle una propuesta para invertir en la reconstrucción de las provincias de Manabí y Esmeraldas, las más afectadas por el terremoto del 16 de abril de 2016. La misiva entró formalmente a la Vicepresidencia el 12 de abril de este año y decía que CCA Panamá Corp  estaba dispuesta a trabajar en la construcción de viviendas, en infraestructura vial y social y en la reparación del aeropuerto de Manta.

CCA Panamá Corp es subsidiaria de CCA (China Construction America), cuya casa matriz es CSCEC (China State Construction Engineering Corporation Ltd), que está catalogada como uno de los conglomerados de inversionistas y de construcción más grandes del mundo. Su sede está en Panamá y trabajó en ese país y en otros de la región. Su nombre también aparece en la lista de los papeles de Panamá, que reveló el manejo de empresas offshore para evadir los controles de las autoridades judiciales.

Otra de las cartas que consta en las pruebas entregadas por el testigo protegido y que ahora reposa en el expediente fiscal, fue de la empresa ecuatoriana ‘JIK SA’, la cual se dedica a la captación, purificación  y tratamiento de agua para la industria y para otros usos. En una parte del texto, los representantes de la firma felicitaron al Vicepresidente por su reelección. También le solicitaron que “interceda sus buenos oficios” para tener una cita con Alexis Sánchez, en ese entonces, al frente de la Secretaría Nacional del Agua.

Detención de Ricardo Rivera tras allanamiento de Fiscalía por caso Odebrecht Foto API.

El documento tiene fecha 11 de abril de 2017. Ocho días después, el exsecretario general de la Vicepresidencia, Sergio Ruiz Giraldo, remitió la carta a través del sistema de comunicación oficial Quipux al Secretario del Agua. En el memorándum le pide que analice el requerimiento de la compañía y que si se requiere dé una respuesta al solicitante.

Alexis Sánchez, en una entrevista con Diario El Telégrafo, reconoció que recibió el Quipux en la fecha señalada  y dijo que era un trámite normal de sus funciones, pero, aclaró, no se reunió con los delegados de la empresa. Aseguró que nunca tuvo contacto personal o por cualquier otra índole con Ricardo Rivera.

La Fiscalía General del Estado tiene en su poder esos documentos y otros donde se repite el hilo conductor. Por ejemplo, la misma ruta tuvo una carta del consorcio internacional ‘Vea Group’, que se sintió atraído por el potencial minero de Ecuador a inicios de 2014.

Durante la investigación fiscal se  presentaron funcionarios de la Vicepresidencia y exministros, pero ninguno sabe cómo llegaron esos documentos a poder de Rivera. Lo cierto es que un peritaje, esta vez realizado a su computadora, también encontró la carta enviada al Vicepresidente, en la que ‘Vea Group’ le explicaba su deseo de invertir en el proyecto minero Fruta del Norte, uno de los yacimientos de oro más grandes del país, ubicado en Zamora Chinchipe.

Esta misiva llegó al despacho del Vicepresidente el 1 de abril de 2014 y estaba suscrita por Michelangelo Vergopia, apoderado de ‘Vea Group’. El foráneo pedía una cita a Jorge Glas para contarle la propuesta y decirle que el Exim Bank de India financiaría Fruta del Norte, lo cual respaldó con comunicaciones suscritas por los interesados. El 2 de abril de 2014, Sergio Ruiz, exsecretario de la Vicepresidencia, envió toda la documentación a Rafael Poveda, exministro de Sectores Estratégicos, para que responda al empresario.

Nuevamente se hizo a través del sistema Quipux, la red de comunicación oficial del Gobierno, que permite intercambiar documentos según la jerarquía del funcionario. El exsecretario de la Vicepresidencia dijo entonces a la Fiscalía que cumplió con el trámite normal y desconocía cómo llegaron esos documentos a Ricardo Rivera.

El exministro Poveda declaró algo parecido. Él aseveró que no entregó, ni facilitó esa documentación a personas ajenas al Ministerio y que tampoco conoce a Ricardo Rivera, ni ha tenido comunicación con él. Agregó que no se concretó la inversión de ‘Vea Group’. (I)

  • Fuente Diario El Telégrafo