Ecuador. viernes 24 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuador asistirá a cumbre contra el cambio climático en Alemania

El ministro ecuatoriano de Ambiente, Tarsicio Granizo, viaja mañana a la Cumbre climática de Bonn (Alemania), adonde acude acompañado por una delegación de representantes indígenas para subrayar la posición de su país de que estos pueblos son claves para luchar contra el cambio climático.


Publicidad

Granizo indicó que la “plataforma indígena” es uno de los temas “más importantes” que serán analizados en la Vigésimo Tercera Conferencia de las Partes (COP 23) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se desarrolla en la antigua capital federal alemana desde el 6 de este mes y se prolongará hasta el próximo viernes 17.

En una entrevista con Efe, el titular de Ambiente apuntó que la creación de esa plataforma implica el reconocimiento del rol de los pueblos indígenas a la lucha contra el cambio climático y lamentó que aún haya países en los que “ni siquiera reconocen a estos pueblos como actores fundamentales”.

Esta iniciativa -detalló- es un espacio en el cual los pueblos indígenas pueden intercambiar experiencias desde el reconocimiento de su contribución en la lucha contra el cambio climático.

Indicó que en estos días se analiza esta cuestión en el seno del Grupo G77+China, que preside su país desde 2016, pero aclaró que aunque no haya un consenso al respecto, Quito lo planteará en Bonn hasta donde se desplazarán miembros de organizaciones indígenas como parte de la delegación oficial del país andino.

Granizo consideró fundamental el papel que desempeñan estas culturas y puso como ejemplo a los indígenas amazónicos, que, dijo, “mantienen el 60 por ciento de los bosques bajo sus territorios”, como herramientas de mitigación y adaptación al cambio climático.

En la zona andina, añadió, los pueblos indígenas realizan prácticas agrícolas fundamentales para la conservación del agua, que es uno de los recursos vulnerables al cambio climático.

El ministro, a quien se unirá la próxima semana en Bonn la canciller, María Fernanda Espinosa, agregó que también presentará “con mucha fuerza” en la cumbre la propuesta de reunir a todos los presidentes de países amazónicos para lograr una serie de compromisos.

Entre ellos, mencionó el de detener la deforestación en toda la cuenca amazónica hasta 2030, preservar el agua y cuidar a los pueblos en aislamiento voluntario.

Ecuador también llevará su posición respecto a la defensa de los principios básicos de la Convención, como el de “responsabilidades comunes pero diferenciadas”, que estipula la existencia de diferentes baremos de responsabilidad para cada nación.

“Si bien todos los países son responsables del cambio climático, hay unos que son más responsables que otros”, argumentó.

En paralelo, Ecuador impulsará su iniciativa para compensar a un país que no quiera realizar una actividad que emita gases de efectos invernadero.

Granizo recordó que el objetivo principal de la COP23 es desarrollar procedimientos para implementar el Acuerdo de París y, entre otros, determinar cómo se utilizarán los 100.000 millones de dólares anuales que los países desarrollados han ofrecido para combatir el cambio climático.

El ministro consideró que se debe llegar al menos a “acuerdos de mínimos” y que “no es fácil poner (de acuerdo) a 180 países con las más diferentes visiones y modelos de desarrollo”, en temas como el cambio climático.

Destacó que en la cita, a la que Ecuador llegará con doce participantes, se debe dar cabida a la voz de la sociedad civil pues el cambio climático “es un tema que atañe a todos” por lo que no solo debe prevalecer la voz estatal.

Para Granizo, el cambio climático no es solamente un asunto ambiental sino que está relacionado con la economía, el comercio, la producción y la salud, entre otros, razón por la que “es tan complicado llegar a acuerdos porque hay intereses económicos, políticos poderosos detrás de cada decisión”.

A quienes niegan la existencia del cambio climático, les pide ver la fuerza cada vez mayor de los huracanes y la vulnerabilidad de los países a sus efectos, así como ante otros fenómenos naturales.

Optimista por naturaleza, Granizo dijo que tiene fe en el encuentro en Alemania, al que se debe llegar con “posiciones firmes”, comentó. EFE