Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cine porno dejaría Los Angeles por obligación de usar condones

Los Ángeles (EE.UU.),  (EFE).-  Algunos de los proveedores más destacados de cine porno dijeron que empacarán sus juguetes sexuales y abandonarán la capital nacional del porno si las autoridades insisten en sus intenciones de mandar a la policía a los platós para asegurar de que cada actor tenga su condón.


Publicidad

El concejo municipal de Los Angeles votó por nueve a uno el martes aprobar una ordenanza de que retiraría las licencias para filmar a todas las productoras que no cumplan con la obligación de los condones. La medida aún requiere la sanción del alcalde Antonio Villaraigosa.

Sin embargo, el concejo pidió que se cree una comisión de jefes policiales, el fiscal de la ciudad, funcionarios de salud y otros para determinar cómo se ha de aplicar la ordenanza.

“Será interesante ver cómo intentarán aplicarla y quién la financiará y todo el tiempo y esfuerzo que requerirá”, dijo Steven Hirsch, cofundador y copresidente de Vivid, una de las mayores productoras de cine erótico.

“En última instancia descubrirán que la gente dejará de rodar en la ciudad de Los Angeles”, añadió Hirch. “Eso va de suyo”.

Su productora, fundada en 1984, estaría entre las que contemplarían la mudanza.

Otros directivos del sector condenaron la medida que consideraron imposible de aplicar en una ciudad conocida como la capital nacional del porno. Casi el 90% de las películas porno estadounidenses se realizan en Los Angeles, casi todas en el Valle de San Fernando, dijo Mark Kernes, director de la revista Adult Video News.

Contando las películas, descargas por la internet, juguetes y clubes, el sector genera ingresos por 8.000 millones de dólares anuales. En los últimos años ha sufrido los embates de la recesión y el porno gratuito por internet, y la obligación de usar condones también atentaría contra la rentabilidad.

La medida fue promovida por la organización AIDS Healthcare Foundation que tras años tratando de movilizar a los políticos locales para que impusieran el uso de preservativos durante el rodaje de filmes pornográficos terminaron por ser escuchados cuando decidieron forzar un referéndum al respecto.

Según informó el diario, los políticos locales asumieron la semana pasada que los votantes de la ciudad aprobarían la iniciativa en las urnas, un referéndum que habría supuesto un coste de 4 millones de dólares, y prefirieron votarlo ellos mismos.

La nueva ordenanza municipal, además de exigir el empleo del condón, establece un impuesto a las productoras de cine X con el fin de financiar las inspecciones por sorpresa a los rodajes.

Durante los últimos años, las filmaciones de cine porno en el área de Los Ángeles tuvieron que suspenderse en numerosas ocasiones después de que se detectaran casos de contagio de VIH entre estrellas del género. EFE