Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Marcha de las putas, en Quito

Un centenar de mujeres se han manifestado en Quito en lo que han llamado “La marcha de las Putas”. El colectivo quiere llamar la atención en contra de la violencia de género. La protesta ha sido auspiciada por el movimiento Ruptura de los 25 y en particular por la asambleísta María Paula Romo. Con ellas han marchado también organizaciones de homosexuales y travestis.


Publicidad

Algunas con sus cuerpos desnudos y pintados y otras con pancartas, demandaron al Estado poner un “¡basta!” a la violencia contra las mujeres y un cambio cultural en la conducta de sus compatriotas. “No es no” y “Yo decido sobre mi cuerpo”, fueron algunas de las consignas coreadas con fuerza por las manifestantes.

La marcha recorrió varias calles de La Mariscal, donde abundan también locales de diversión, hasta llegar a la Plaza del Quinde, un habitual sitio de concentración de jóvenes.

En ese lugar se instaló una tarima para la presentación de grupos musicales y artísticos, ante la mirada de cientos de curiosos, sorprendidos por el “duro” mensaje de las manifestantes. Rosa López, dirigente del Movimiento Femenino de la provincia costera de El Oro, dijo a Efe que llegó a Quito para apoyar la marcha y oponerse a “la violencia sexual y la violencia contra las mujeres”.

Sostuvo que la palabra “puta ha sido adoptada por la cultura patriarcal para someter y juzgar a las mujeres” y como una “barrera para impedir que la mujeres podamos alcanzar nuestros derechos”.

En la manifestación también participaron colectivos GLBT y uno de sus dirigentes, Freddy Lobato, comentó que no sólo son las mujeres las que están expuestas a la marginación y discriminación. “Los homosexuales son usalmente vistos como mujeres y esta supuesta feminidad es mal vista porque hay una violencia hacia lo femenino. Por eso nosotros apoyamos esta marcha”, añadió Lobato, al criticar que las mujeres que “se visten diferente son tachadas de putas”.

No obstante, varias personas que circulaban por las calles recorridas por la marcha expresaron su sorpresa por la marcha y se preguntaban si las manifestantes eran verdaderamente prostitutas. Una señora de edad increpó a una de las activistas y le dijo “todas ustedes son putas”, mientras la otra le preguntaba: “¿es que acaso a usted nadie, nunca le dijo puta?”.

* Con información de EFE

María Paula Romo, en la marcha de las putas. Foto tuiteada por ella misma.

5 Comentarios el Marcha de las putas, en Quito

  1. Ruptura ??? estan desesperados ???

  2. Ruptura ??? estan desesperados ???

  3. A todos los hombres que leen éste artículo: Eviten darles su atención a éstas mujeres influenciadas por una ideología feminista llena de envidia que busca promover el odio hacia los hombres. El feminismo está destruyendo el núcleo de la sociedad, la familia, al incentivar los divorcios y despojar los padres de sus hijos. Además, el feminismo está penalizando los matrimonios y la formación de nuevas familias mediante la creación de una generación de mujeres egoístas que no están dispuestas a hacer nada por sus esposos, ni siquiera tener sexo con ellos, mediante lemas como “no es no”. Asimismo, el feminismo promociona el aborto mediante lemas como “yo decido sobre mi cuerpo”. Las mujeres influenciadas por el feminismo desean ser esclavas de sus emociones y tener sexo con una variedad de hombres aún cuando se encuentran en una relación con su novio o esposo. Así que pregúntense ¿realmente quiero mantener a una puta?

    • TOTAL y absolutamente de acuerdo contigo….marcha que promueve el libertinaje mas no la libertad, yo AMO a mi novia la respeto, y el sentimiento es mutuo. Comportamientos fanáticos, ridículos y extremistas como las conductas machistas y feministas no pueden engendrar algo bueno. Bueno sería q esta tarea de desocupadas pro abortistas decidan spbre su cuerpo haciéndolo trabajar en algo útil como el voluntariado.

Los comentarios están cerrados.