Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuatoriana jueza en Nueva York, recibirá homenaje

Nueva York, 10 ago (EFE).- La jueza Carmen Velásquez, la primera ecuatoriana en llegar a ese cargo en EE.UU., dijo hoy que se siente orgullosa de su comunidad, en particular, de personas como su madre que trabajan duro para sacar a sus familias adelante, a las que rendirán un tributo en Nueva York.


Publicidad

“Para mí es importante mantener el vínculo con la comunidad, no hacerlo es un error. Uno tiene que ser fiel a sus raíces”, señaló Velásquez, elegida en 2008 jueza de la corte civil del condado de Queens, donde creció cuando llegó a Nueva York junto a su madre y dos hermanas.

Recordó que su madre Laura tenía su propio negocio en Ecuador, pero en Nueva York, sola y con tres hijas, comenzó a trabajar en una fábrica.

“Mi madre siempre estará orgullosa de que pudo sacar a sus hijas adelante. Eso es importante. Muchas mujeres como mi madre han sacado a sus hijos adelante y fue una de las razones por las que convencí a mis compatriotas para que este primer homenaje sea a la mujer”, dijo la jueza, que vivió sus primeros años entre su natal Quito y la provincia de Manabí.

La jueza se refirió al primer tributo a la comunidad ecuatoriana, donde se reconocerá a seis mujeres, cuyos nombres saldrán de una lista de 110 candidatas que han sido propuestas por organizaciones a través del país.

Velásquez se unió a la casa de la Cultura Ecuatoriana en Nueva York y otras organizaciones de Nueva Jersey, Connecticut, Florida, Texas y California, y les propuso que el primer evento sea para honrar a la mujer.

“Nos hemos unido bajo la misma bandera. Nuestra comunidad está triunfando y los demás deben saberlo, y lo más importante, nuestros hijos, que se den cuenta que triunfamos y que pueden estar orgullosos de sus padres y de su herencia ecuatoriana”, afirmó y confesó que su camino para llegar donde está “ha sido muy difícil, con muchas barreras”.

Destacó que el próximo 18 de agosto un comité dará a conocer los nombres de las seis mujeres que serán reconocidas y de acuerdo con la jueza, es una tarea “muy difícil” porque han recibido muchas historias que han llamado su atención.

“El premio es un tributo a mi madre y todas las madres que vienen aquí buscando lo mejor para sus hijos, que trabajan como pueden, como les venga la vida”, argumentó Velásquez, quien llegó a Nueva York a los 14 catorce años, sin saber inglés, y que trabajó en una fábrica, como cajera en una tienda de frutas, lo que luego hizo también en un banco mientras estudiaba leyes.

Recordó que enfrentó barreras para perseguir sus sueños desde que estaba en la escuela, donde su consejera trató de disuadirla de seguir una carrera legal y le sugirió que fuera secretaria.

“Mi consejera me decía ‘Carmen, lo máximo que puedes hacer es secretaria’. Yo le decía ‘quiero ir a la universidad para ser abogada, y ella me decía, mira como hablas, tu eres latina‘”, recordó Velásquez, quien no se dio por vencida y se convirtió en abogada, tras lo cual fue asistente del fiscal del condado de El Bronx.

También trabajó para la ciudad como defensor adjunto en la División de Asuntos Jurídicos del Departamento de Sanidad, y en la práctica privada, se concentró en las áreas de defensa penal, Derecho de Familia e Inmigración. EFE